Juegos de roles de seguridad para niños

Los juegos de simulación son algo natural para los niños de hoy en día, así que tiene sentido utilizar ese instinto para enseñar seguridad a tu hijo. El juego de roles simplemente significa configurar un escenario relacionado con un tema de seguridad y dejar que tu niño actúe cómo si fuera a manejar la situación en el mundo real .Con el juego de rol ayudas a reforzar las habilidades que quieres que tu hijo recuerde a lo largo de su vida.

Propósito

Cuando practicas juego de roles con tu hijo, le permites trabajar a través de una situación potencialmente peligrosa sin ningún peligro real. Es capaz de practicar las habilidades que le has enseñado sin esperar a que el evento específico ocurra. Por ejemplo, puede practicar cómo responder a un adulto desconocido que intenta obligarlo a entrar a un coche. Puesto que solo están fingiendo que la situación está ocurriendo, él en realidad no saldrá herido, pero pasar por los hechos puede ayudarlo si alguna vez se encuentra en esa situación.

Temas

Los temas específicos de seguridad para juegos de roles dependen de la edad y el desarrollo de tu hijo. Para los niños pequeños, preescolares y niños en edad escolar, los temas potenciales incluyen la seguridad de los peatones, los extraños, contacto físico no deseado, seguridad contra incendios, la intimidación y perderse. Estos temas siguen siendo un problema para los adolescentes, pero algunos problemas de seguridad más complejos, como la presión de grupo, el uso de drogas y alcohol, la conducción segura y la presión para tener relaciones sexuales, también pueden entrar en juego. Selecciona los temas sobre la base de los problemas a los que tu hijo se enfrenta actualmente.

Juego de roles

El objetivo de los juegos de roles no es asustar a tu hijo, sino enseñar habilidades utilizables. No necesitas una configuración compleja para representar un problema de seguridad. Si un problema de seguridad aparece en la conversación, adáptalo a un juego de roles mientras esté fresco en su mente. Por ejemplo, si tu niño en edad escolar te menciona un incidente de intimidación, representa la escena para que pueda procesarla y encontrar la manera de manejar al intimidador la próxima vez.

Consejos

El juego de roles es una actividad que puedes realizar frecuentemente con tu hijo para reforzar los temas de seguridad que son relevantes para él. Practicar las habilidades de seguridad una sola vez no será tan eficaz como revisar los temas con regularidad. Después de terminar el juego de roles, discute el tema con tu hijo. Señala las cosas que hizo bien. Proporciónale sugerencias para una mejor respuesta en caso necesario. Una vez que el niño se acostumbre a los juegos de rol, anímalo a sugerir otros escenarios.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por lourdes villaseñor