Juegos recreativos divertidos para niños

A los niños les gusta jugar videojuegos y juegos de computadora pero a veces olvidan que también los juegos al aire libre son divertidos. Con el aumento de la obesidad infantil, buscar maneras de desafiar a tus hijos a mantenerse activos y en forma puede ayudarlos para su salud. Haz una lista de juegos recreativos divertidos que tu hijo y sus amigos puedan jugar. Cuando empiece pasar demasiado tiempo en el interior, mándalo afuera a mover su cuerpo y divertirse al mismo tiempo.

Salta la cuerda usando las neuronas

Saltar la cuerda es más difícil de lo que parece. Ejercitar las piernas y los brazos para saltar y girar la cuerda al mismo tiempo es una buena forma de ejercicio. Dale a tu hijo una cuerda para saltar y enséñale a jugar Salta la cuerda usando las neuronas. Después de que cante la siguiente rima, cuenta el número de veces que salte rápidamente sin equivocarse. Que cante "Neurona, neurona en mi cerebro. ¿Cuántas neuronas voy a ganar?". Haz que tu hijo salte lo más rápido posible para ver cuántas neuronas puede lograr. Desafía a sus amigos con un concurso para ver qué niño recibe la puntuación más alta.

Desafío físico

Con frecuencia a los niños les gusta competir entre sí. Haz un desafío físico para su hijo y sus amigos. Hagan el reto una vez por semana y registra cómo mejoran tus hijos su rapidez. Haz una lista de cinco desafíos físicos y deja un lugar para registrar los resultados de cada niño. La página web FamilyEducation sugiere incluir actividades aeróbicas como correr. Desafía a los niños para correr 50 yardas, hacer el salto de longitud de pie, hacer flexiones durante un minuto, el balancearse en las barras y andar en bicicleta alrededor de conos en tu cochera. Adapta las actividades a la edad del niño y a su nivel de interés.

Carrera de relevos

Anima a tu hijo a mejorar su nivel de condición física, enséñale cómo jugar una Carrera de relevos con algunos de sus amigos. La combinación de este juego de correr y lanzar ayuda a la coordinación y ejercita su corazón. Divide al grupo en dos equipos y señala la línea de partida y la meta. Marca la línea de meta a una distancia prudente de la salida. Pídele a los niños que hagan una sola fila detrás de la salida. Grita: "Ya" para que el primer niño de cada fila corra hacia su objetivo mientras lleva una pelota de voleibol. Tan pronto como cruce la meta, dile que de la vuelta y lance la pelota de voleibol a su próximo compañero de equipo. Gana el equipo que consiga que todos sus miembros lleguen a la línea de meta primero.

Cruzar el arroyo

Si tu hijo juega baloncesto u otro deporte que requiera la capacidad de saltar, déjalo que juegue a cruzar el arroyo para fortalecer los músculos de sus piernas. Primero, dibuja dos líneas de tiza para formar el arroyo en tu cochera o patio de cemento. Amplia y reduce la distancia entre las dos líneas pero no dibujes las lineas a más de 4 pies de distancia. Marca los puntos de cruce y pídele a tu hijo que salte el "arroyo" de un lado al otro. Dile que salte con los dos pies juntos y que de saltos grandes.

Más galerías de fotos



Escrito por diane lynn | Traducido por yarzeth ayala