Juegos para la práctica de béisbol

Realizar una práctica de béisbol juvenil se trata de enseñarle a los jugadores los fundamentos del juego. La clave para hacer esto es encontrar una manera de mantener los intereses de tus jugadores durante toda la práctica. Puedes ir a través del campo interno, externo y por los ejercicios fundamentales de bateo, pero debes combinar estos elementos básicos con los juegos divertidos para que tus jugadores jóvenes disfruten.

Juego de relevo

Alinea cinco de tus jugadores a lo largo de la línea de la tercera base. Coloca un jugador en el plato, el siguiente en la tercera base, el siguiente a unos 60 pies más allá del jugador de la tercera base y dos jugadores más con un intervalo de 60 pies. Esto debería poner al último jugador bastante cerca del campo izquierdo en el poste de foul. Alinea otros dos grupos de cinco jugadores en paralelo al grupo original. Dale al primer jugador en cada línea la pelota de béisbol, el que está en la placa principal o el lugar equivalente en las otras líneas, y que él arroje la pelota a otro jugador a tu señal. Ese jugador tendrá que tomar la pelota y luego tirarla al siguiente jugador en la fila. El relevo continúa de esta manera todo el camino hasta el final de la línea y entonces vuelve hasta que el receptor tenga la pelota. El equipo que le recupera la pelota de nuevo al receptor primero gana. Hay una regla en este juego: la pelota no puede tocar el suelo. Si a algún jugador se le cae la pelota o hace un tiro inalcanzable, deben comenzar el relevo de nuevo. Este juego ayuda a los jugadores con lanzar y atrapar la pelota.

Muévete cerdito

Este es un juego que los jugadores jóvenes aman en la práctica. Divide tu equipo en grupos de tres o cuatro. Si tienes tres grupos de cuatro jugadores en la práctica, envía el primer grupo de cuatro al banquillo para prepararse para una ronda de práctica de bateo. Pon otro grupo de cuatro personas en la zona del campo exterior y el tercer grupo de cuatro alrededor de los jardines. Envía al primer bateador de la placa durante la práctica de bateo. Él consigue tres golpes para poner la bola en juego. Si da un golpe, se queda en la base. Si él se retiró con una bola por tierra o una pelota voladora, él está fuera. A continuación, el siguiente bateador ingresa. Cada bateador en el grupo recibe tres turnos al bate. Después del último turno al bate, el siguiente grupo de cuatro bateadores se mueve adentro para practicar bateo. Luego, el grupo en el campo abierto se mueve hacia el campo interno y el grupo que había estado al bate va a los jardines. Mantén este procedimiento hasta que todos los grupos hayan tenido la oportunidad de golpear la bola. El equipo que tenga la mayoría de los golpes gana el ejercicio.

Poner fuera de combate

Este es un gran juego para ayudar a los lanzadores a aprender el valor del control. Alinea todo tu equipo detrás del montículo del lanzador. El primer jugador toma la pelota y lanza un lanzamiento desde la goma al entrenador que estará agarrando y pidiendo el tiro. Si se trata de una golpe, el lanzador está "seguro" y se va a la parte de atrás de la línea. Si es una bola, está en la "silla caliente". El siguiente jugador lanza un tiro. Si se trata de una golpe y el lanzador anterior arrojó una bola, entonces el primer lanzador es eliminado. Si el segundo lanzador tira una bola, entonces el primer lanzador es seguro y el segundo lanzador está en el banquillo. Continúa de esta manera hasta que todos los jugadores hayan sido eliminados y haya sólo un "rey de la colina". Es posible que desees recompensar a ese jugador al dejar que él lance en el próximo partido.

Más galerías de fotos



Escrito por steve silverman | Traducido por franco castro