Juegos de piscina para niños de 5 años

Los juegos son una parte importante de la enseñanza del nado a los niños, según la manager acuática Rebekah Meeks, de Stayton, Oregon. Los niños aprenden importantes habilidades mediante los juegos y a la vez desarrollan confianza en el agua. Elige juegos adecuados a la capacidad y al nivel de confort del niño; algunos sabrán nadar, mientras que otros pueden tener mucho miedo al agua.

Rondas

Al trabajar con un niño vacilante, usar un juego con el que esté familiarizado puede ayudarlo a que esté más tranquillo en el agua. Hagan una ronda en un lugar poco profundo para que el niño se pare cómodamente. Agarrense de las manos y caminen en círculos mientras cantan. Cuando la canción termina, siéntense en el agua y comiencen a hacer burbujas. A medida que el niño se siente más cómodo, pueden meter la cabeza abajo del agua.

Lavadero de automóviles

Cuando trabajes con una clase de estudiantes jóvenes, el juego del lavadero es un favorito del instructor de nado Kathi Kent, de Stayton, Oregon. Este enseña a los niños a patalear y a la vez involucra a todos en el juego. Coloca a tres o cuatro niños en el borde de la pileta de forma que sus pies queden dentro del agua. Mantén a otro, el "auto", dentro del agua. Párate a unos tres pies del borde, mirando a los niños y sosteniendo al "auto" horizontalmente sobre la superficie del agua, sosteniendo su abdomen. Cuando estén listos di "¡A lavar el auto!". Todos los niños del borde comienzan a patalear, salpicando al "auto". Cuando hayas ayudado al niño "auto" a moverse hacia adelante y atrás a través del lavadero, di "¡Lavado finalizado!" para que los niños restantes dejen de patalear. Coloca al "auto" sobre el borde junto a los otros niños y pide un nuevo voluntario para que haga del mismo.

Paseo en ballena

Si quieres enseñar a tu pequeño a mantener la respiración, prueba el juego de paseo en ballena. Sólo debes usar este juego si tu hijo se siente lo suficientemente cómodo en el agua como para estar sumergido completamente. Coloca al niño sobre tu espalda y pídele que se agarre fuerte de tus hombros. Dile que tú vas a ser la ballena y que él va a pasear sobre ti. Al igual que una ballena, vas a sumergirte debajo del agua, volver a salir y volver a entrar. A la cuenta de tres, sumérgete para que tu hijo quede también sumergido completamente durante uno a tres segundos. Vuelve a salir, diciendo "respira profundo", luego vuelve a sumérgete. Sigue hasta haber hecho esto tres veces. Descansa y vuelve a jugar.

Arrojar la pelota

A los niños pequeños les encanta jugar con pelotas, por lo que puedes dejarlo jugar con ellas en la piscina. Coloca tubos de goma espuma debajo de los brazos de tu hijo y frente a su pecho para mantenerlo a flote. Dale una pequeña pelota que flote, algo de tamaño similar a una pelota de tenis. Dile que la arroje lo más lejos posible, que la patee y reme con sus manos y luego que la recoja y la tire con su otro brazo. Observa qué tan lejoss puede nadar en la piscina mientras patea, rema y tira. No solo se divertirá, también aprenderá movimientos básicos de nado.

Más galerías de fotos



Escrito por laura williams | Traducido por mariana palma