Juegos olímpicos en educación física

El tema de los Juegos Olímpicos encaja muy bien en el currículo de educación física, en cualquier grado. Los niños participan en actividades que simulan eventos reales, ya sea en las Olimpíadas de verano o de invierno. El tema es ideal durante un año de Juegos Olímpicos real, pero puedes usarlo en cualquier momento para variar la clase de gimnasia.

La antorcha olímpica como posta

La antorcha olímpica es un símbolo de los Juegos. Este juego de educación física incorpora la antorcha en una carrera de postas. Crea tu propia antorcha olímpica con un rollo de toallas de papel como mango, una taza como la parte superior y llamas de papel. Necesitarás una linterna para cada equipo. Acomoda a los miembros del equipo en todo el gimnasio a intervalos de igual distancia. Los niños corren su sección de la carrera y luego pasan la antorcha al siguiente miembro del equipo. El primer equipo en completar todas las bases gana.

Trineo

Los scooters de gimnasia se transforman en trineos para una versión de interior de los Juegos Olímpicos de invierno. La primera persona en cada trineo se sienta en un scooter con las piernas cruzadas. El segundo miembro del equipo se sienta en otro scooter detrás del primero. Ésta envuelve sus piernas alrededor del primer miembro del equipo. Juntos mueven el trineo con sus manos por el gimnasio. El primer equipo en llegar al extremo opuesto gana. También puedes asignar un empujador que mueva el trineo alrededor del gimnasio.

Gimnasia

Las competiciones gimnásticas de los Juegos Olímpicos de verano funcionan bien en la clase de educación física. Las rutinas específicas que elijas dependen del equipo disponible y las habilidades de los estudiantes. Una simple caminata a través de una barra de equilibrio es una opción. También puedes hacer que los niños realicen pequeños saltos u otros movimientos en la barra de equilibrio. Una rutina en el piso es otra opción. Si los niños conocen algunos movimientos de gimnasia, pueden incorporarlos a la rutina.

Patinaje

Una competición de patinaje en el gimnasio es otro juego posible. No se necesitan patines para este evento. Las toallas o calcetines debajo de los pies ayudan a la los niños a desplazarse de un lado a otro como si estuvieran patinando. Dar vueltas de patinaje en velocidad alrededor del gimnasio es una opción. Divide a los niños en eliminatorias así no hay demasiados niños patinando a la vez. Otra opción es una competición de patinaje artístico donde los niños realizan una rutina con música ya sea individualmente o en parejas. Las rutinas de unos 30 segundos a un minuto son ideales.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por florencia prieto