Juegos para obtener confianza en sí mismo

Según Salud Infantil, la confianza en sí mismo es una parte necesaria de ser un niño. Los niños experimentan muchas cosas nuevas conforme crecen, y tener un fuerte sentimiento de autoestima permitirá a los niños ir por la vida y crecer con éxito los años venideros. Los juegos que no dependen de la competencia pueden ayudarles a crear confianza en sí mismos mostrando a los niños que pueden aprender cosas nuevas y cumplir nuevas tareas.

Movimiento Musical

Rae Pica y Mary Duru, autores de "Great Games for Young Children: Over 100 Games to Build Self-Confidence, Problem-Solving Skills, and Cooperation", sugieren Movimiento Musical como un juego que permite a los niños expresarse mientras escuchan música. El juego requiere de un área grande y varios instrumentos musicales diferentes. Comienza asignando un movimiento a cada instrumento musical. Pica y Duru sugieren movimientos como pisar fuerte para los tambores o sacudir la pandereta. Empieza a tocar diferentes instrumentos y anima a los niños a moverse según las indicaciones. Este juego enseña la auto-expresión y crea confianza al permitir que los niños se muevan según los instrumentos de la manera que se sienten más cómodos para que puedan aprender qué tan capaces son.

Ganarle al reloj

Trabajar como parte de un equipo para realizar una tarea es una manera importante de crear confianza en sí mismo porque enseña a los niños que son valiosos y que pueden contribuir con sus habilidades en un grupo, dice Bernie Badegruber, autor de "101 Life Skills Games for Children: Learning, Growing, Getting Along: Ages 6-12." Para jugar a este juego, necesitarás una silla para cada niño y un cronómetro. Las sillas se colocan en un círculo y cada niño se sienta. Gritas una formación, como en una sala de cine, y los niños deben trabajar juntos para mover sus sillas en esa formación. Los niños no pueden hacer ningún ruido mientras logran su objetivo. Cuando la formación se complete, se registra el tiempo e indicas una nueva formación a ver si los niños pueden vencer su tiempo. Badegruber sugiere formaciones de restaurantes, autobuses, trenes, circos y oficinas como otras posibilidades. Este juego construye confianza al enseñar a los niños cómo trabajar juntos y permite que cada niño sepa que sus esfuerzos son importantes y valiosos.

El juego de agrupar

Las nuevas experiencias, como por ejemplo, ser el nuevo alumno en la escuela, pueden causar miedo, dice Badegruber, y los juegos pueden ayudar a aliviar esos temores y dar a los niños la confianza necesaria para formar parte de un nuevo grupo. El juego de agrupar trabaja para capacitar a un niño que es nuevo en el grupo a notar cosas acerca de sus nuevos compañeros. Todos los jugadores excepto el recién llegado cierran los ojos y se paran en un grupo. El recién llegado guía suavemente a cada jugador a una parte del salón basada en una característica común, como el color del cabello. Una vez que todos los niños se ponen en un grupo, abren los ojos y tratan de identificar cómo los agruparon. El juego crea confianza alentando a un nuevo alumno a unirse a un grupo e interactuar con sus pares con el fin de construir relaciones y formar parte del nuevo grupo.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por maricela guillen