Juegos de interior divertidos y atléticos para grandes grupos de niños

Cuando el clima se pone más frío o en los días cuando el clima no es favorable, los niños podrán permanecer en el interior, pero todavía necesitan quemar de manera constructiva la energía y hacer actividad física. Organiza actividades en el interior divertidas que los niños puedan hacer para desarrollar cosas como el trabajo en equipo y la capacidad atlética. Es importante elegir la actividad correcta para un grupo grande para que todos tengan la oportunidad de participar.

Balón prisionero


Balón prisionero.

El balón prisionero es una manera de mantener activos a los niños en interiores. Divide a los niños en dos equipos y ponlos en lados opuestos del marcador de mitad de cancha en el gimnasio. Puedes utilizar más de una bola, que los jugadores tirarán para golpear a los jugadores en el equipo contrario para sacarlos del juego. Si un jugador del equipo contrario coge el balón, sin embargo, la persona que lo lanzó está fuera. Si un jugador es golpeado en la cabeza, ese golpe no cuenta y el jugador que fue golpeado permanece en el juego.

Kickball


Kickball.

El kickball, que puede quemar hasta 600 calorías en una hora, permite a los niños participar en actividades físicas mientras socializan. Divide a los niños en dos equipos iguales. Dado que este juego está configurado de manera similar al béisbol, debería haber jugador que lance la bola, un jugador en cada base, un campocorto y algunos jardineros. El equipo ofensivo pateará el balón al terreno de juego y tratará de ejecutar tantas bases como sea posible. Su objetivo final es cruzar finalmente para anotar un punto. Si la pelota es atrapada, un corredor queda afuera o la base queda marcada antes de que el corredor llegue a ella. Si cualquiera de esto ocurre, el corredor queda afuera. Puedes cambiar el ataque y la defensa después de tres salidas o puedes permitir a cada jugador en el equipo ofensivo la oportunidad de patear antes de cambiar.

Carreras de relevos


Carreras de relevo.

Las carreras de relevos permiten a los niños trabajar en equipo y divertirse mientras lo hacen. Idealmente, jugarán esto en un gimnasio o en el pasillo, donde se puede designar un inicio y una llegada. Divide a los estudiantes en equipos pequeños e iguales. Si algunos equipos no son exactamente iguales, algunos estudiantes pueden tener que jugar dos veces. Elige un estudiante para ser el líder y pídele que se coloque en el otro extremo del gimnasio o en la línea final del área de juego. Para empezar, el líder le dice a los otros que caminen como cangrejos, se arrastren, salten o corran. Los estudiantes hacen su camino hacia el líder lo más rápido que pueden mientras siguen el comando. A continuación se dan la vuelta y hacen su camino de regreso a su equipo. Deben tocar a la siguiente persona en la fila, que luego hace su camino hacia el líder. El líder también puede decir "congelado", y los niños tienen que quedarse donde están. A continuación, el líder puede cambiar el comando. El primer equipo completo para volver a la línea de partida, gana.

Freeze Tag


Freeze tag.

El objetivo del juego es hacer que la gente que juega como "eso" toque y "congele" a los que corren su alrededor. Los jugadores permanecen "congelados" hasta que una persona que no es "eso" es capaz de tocarlos, momento en el que pueden seguir jugando. Aquellos que son "eso" tienen necesidad de tratar de congelar a todos aquellos que están corriendo y una vez que esto sucede, se elige gente nueva para que sean "eso" y el juego continúa. Con un grupo grande, haz que dos personas sean "eso" y trabajen juntos como equipo. Añade otro elemento de diversión al permitir a los jugadores que no son "eso" puedan descongelar a sus compañeros de equipo congelados arrastrándose entre sus piernas.

Más galerías de fotos



Escrito por suzy kerr | Traducido por juan ignacio ceviño