Juegos infantiles que se juegan con pelotas de playa

Puedes jugar juegos infantiles con pelotas de playa en la arena, en el parque o en el gimnasio de la escuela. Las pelotas de playa se encuentran en tamaños pequeños y grandes, incluyendo las pelotas de playa gigantes que tienen 48 pulgadas de circunferencia. En el aula y con niños de cuarto grado y menores, utiliza una pelota de tamaño mediano o pequeño. Las pelotas de playa gigantes funcionan bien con grupos grandes y en espacios abiertos.

Lanzamiento temático

Este sencillo juego de atrapar la pelota de playa incorpora pensar sobre la marcha mientras coordinas tus ojos y tus manos. Un adulto debe elegir el tema de la primera ronda para echar a rodar la pelota y hacer una demostración del juego. En las siguientes rondas entabla un aprendizaje participativo y permite que los niños, o el ganador, elijan el tema. Escoge temas apropiados para su edad que estén relacionados con las lecciones de clase, incluyendo animales, deportes, películas, presidentes, países y las cosas que llevas a la playa. Si tienes un grupo de cinco o más niños pídeles que formen un círculo, separados de sus compañeros de cada lado la distancia de sus brazos. El primer jugador lanza la pelota a quien elija. El receptor debe gritar una palabra relevante para el tema antes de atrapar la pelota o es eliminado del círculo. Permite que los niños más pequeños primero atrapen la pelota y dales tres segundos para responder. El último jugador que quede gana el juego.

Boliche con pelota de playa

Para jugar este juego infantil necesitas una pelota de playa y un poco de espacio en ella. Dibuja líneas en la arena con el pie para definir el área de juego. Un espacio rectangular de unos 5 pies de ancho y de 10 a 20 pies de largo es suficiente. Usa tus manos para cavar en el extremo del campo de juego al menos cinco concavidades lo suficientemente grandes como para que la pelota caiga en ellas, y asigna un valor en puntos a cada uno. Ten en cuenta que es más difícil que la pelota se pose en un agujero superficial que en uno profundo, por lo que se le puede asignar un valor de puntos mayor. Haz que los niños se coloquen de pie detrás de la línea más alejada de las concavidades y rueden la pelota, con el objetivo de hacer que se pose en un agujero. Gana el jugador con más puntos después de un número predeterminado de rondas.

Carreras de relevos

Las pelotas de playa sirven bien para las carreras de relevos sencillas. El sitio web Amazing Moms dice que estos coloridos juguetes hacen que jugar un gran juego de día de campo familiar sea sencillo. Debido a que son ligeras, las pelotas de playa tienden a escaparse de las manos de los niños más fácilmente que un balón, añadiendo un extra de emoción al juego. Por encima y por debajo, por encima de la cabeza y por debajo de las piernas, junto con el lado a lado, son patrones que los niños pueden entender fácilmente. Agrupa a los niños en equipos de seis o más y colócalos en una línea. La primera línea que complete el relevo dado gana la carrera.

Más galerías de fotos



Escrito por victoria weinblatt | Traducido por josé antonio palafox