Juegos para fiestas para niños de 10 años

La mayoría de los preadolescentes disfrutan los juegos, reír a carcajadas y comportarse tontamente. Los adultos que planifiquen juegos de fiestas para un grupo de niños de 10 años deben tener en cuenta que los chicos trabajan mejor juntos si saben qué esperar y pueden pasar sin problemas de un juego a otro. Además, considera separar a los niños en grupos para que se vinculen con personas nuevas y los juegos sean más equitativos. Finalmente, antes de planificar los juegos, consulta con los padres de los invitados a la fiesta para saber si alguno tiene necesidades especiales, como algún problema de salud, de la que tengas que estar al tanto.

Juegos de aventura

Una búsqueda de tesoro es como una aventura para un niño y puede generar una competencia sana entre todos los participantes. Para las búsquedas bajo techo, pueden ir a un centro comercial a buscar colores, firmas de empleados o vestimentas creativas de bajo precio. Puedes pedir que graben videos haciendo tonteras en varios lugares (hacer una pirámide humana o cantar a un vendedor, por ejemplo) o que tomen fotografías de elementos que figuren en una lista. Una búsqueda más tranquila puede ser encontrar bolsas con objetos en la casa o el lugar donde se hace la fiesta.

Clásicos al aire libre

Los juegos clásicos de aire libre son fáciles de planificar y son divertidos para niños de 10 años, que tendrás más capacidad que los niños pequeños pero no tanta inhibición como los más grandes. Separa a los niños en grupos para que corran una carrera en bolsas o carretillas o pide que lleven ropa extra a la fiesta para que puedan jugar en el césped húmedo o en el barro. Las carreras de relevo son divertidas para los preadolescentes. Puedes planificar una carrera en la que los jugadores tengan que correr sosteniendo un huevo crudo con una cuchara desde un punto inicial, dar la vuelta a un cono y volver. El primer equipo en completar la carrera sin romper ningún huevo es el que gana. También pueden jugar una carrera de relevo con disfraz temática; cada chico debe correr hasta una caja que contenga ropa y ponerse algo, volver y marcar al próximo corredor.

Elefante blanco

El juego de intercambio de regalos llamado elefante blanco puede servir para una fiesta de Navidad o para cualquier evento, porque todos ganan algo. Cada niño tiene que llevar un regalo barato, envuelto, a la fiesta y colocarlo en una pila en el medio del grupo. Todos los jugadores eligen un número y la persona con el número 1 elige un regalo de la pila. El que tiene el número 2 elige otro regalo o toma el de la persona con el número 1 si le gusta más. Cada persona subsecuente puede abrir un regalo nuevo o tomar el que ya está abierto hasta haber terminado con todos los regalos.

Cena misteriosa

Muchos niños disfruta los libros de misterio. Incluso los que no están enganchados con las series populares para preadolescentes disfrutan de resolver un buen misterio. A esta edad, a los niños les gusta usar la lógica y seguir pistas. Planificar una cena misteriosa hará de la fiesta un evento a recordar. Los niños pueden vestirse como un personaje y sentarse a la mesa a cenar y actuar como su personajes respondiendo pistas que estarán servidas con la comida por meseros (tú y otros ayudantes). Los temas pueden ser variados: western, ambiental, piratas, etc.

Más galerías de fotos



Escrito por kimberly dyke | Traducido por mariana palma