Juegos sobre el esqueleto humano para niños

A muchos niños les intriga el esqueleto humano. Los huesos son fascinantes, en parte porque los niños no pueden ver sus propios huesos, sino también porque hay muchas imágenes de esqueletos en la literatura infantil, lo que los hace más interesantes. Tú puedes enseñar a los niños los nombres de cada hueso simplemente señalándolos, o puedes reunir a unos cuantos niños interesados y enseñarles juegos entretenidos e invitantes. No sólo los niños se divertirán, sino que también será más probable que recuerden el nombre de cada hueso.

Donde va cada hueso

Recorta varios huesos grandes de papel blanco. Incluye huesos como el fémur, el radio, el cúbito, el cráneo, la pelvis y el esternón. Haz suficientes recortes de huesos para que cada niño tenga uno de cada uno. Coloca un pedazo de cinta de doble cara atrás de cada hueso. Dale a cada niño un conjunto de recortes de hueso y pídeles que se distribuyan por todo el cuarto. Nombra un hueso y anima a los niños a pegar el recorte del mismo en el lugar apropiado de su propio cuerpo. Por ejemplo, cuando menciones el fémur, los niños pegarán el recorte de hueso del fémur en su muslo. El niño con más recortes de hueso en los lugares correctos gana.

Programa de concurso del esqueleto

Divide a los niños en equipos de dos o tres y dale a cada equipo una campana. Alecciona a los niños a escuchar atentamente las pistas que les des y luego sonar sus campanas cuando sepan qué hueso describes. Podrías dar pistas sobre las costillas diciendo que son huesos planos y rodean el estómago. El primer equipo que toque su campana y dé la respuesta correcta obtiene un punto. El equipo con más puntos al final del juego es el que gana.

Búsqueda del tesoro del esqueleto

Utiliza una imagen prediseñada o versión imprimible de un esqueleto humano para jugar a este juego. Haz una copia del esqueleto para cada jugador. Cuenta cuántos huesos conforman cada esqueleto para poderles decir a los jugadores cuántos necesitan encontrar. Recorta cada esqueleto y dispersa los huesos por toda el área de juego. Alecciona a los niños a buscar por toda la habitación hasta que encuentren suficientes huesos para armar un esqueleto. Una vez que los niños hayan encontrado todos sus huesos, pueden organizar su esqueleto sobre el piso o pegarlo una hoja de papel. El primer niño que arme correctamente su esqueleto gana la partida. También puedes organizar este juego dividiendo a los niños en equipos.

Carrera de esqueletos

Para un juego más tranquilo, dale a cada niño una copia impresa de un esqueleto humano y un lápiz. Activa un temporizador y desafía a los niños a etiquetar correctamente cada hueso de la imagen escribiendo el nombre junto él. Dependiendo de la edad de los niños, podrías darles de 10 a 15 minutos para identificar tantos huesos como puedan. Una vez que el tiempo se acaba, el ganador del juego es el niño con más huesos etiquetados correctamente.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por jorge escobar