Juegos para correr en la clase de gimnasia

Los juegos y carreras de relevos agregan correr al currículo de educación física, pero se vuelven aburridos con el tiempo. Encontrar nuevas formas de integrar correr en la clase de gimnasia mantiene la clase interesante y a los niños en movimiento. Los estudiantes son más propensos a tener un interés en correr cuando se presenta en un formato entretenido.

Correr con un compañero

Los niños corren en parejas en este juego. Conos definen la pista de circulación para los niños. PE Central recomienda poner los conos en forma de herradura grande, pero cualquier forma funciona, incluyendo un patrón de zig-zag a lo largo del gimnasio. Divide la clase en dos equipos iguales. Un equipo se alinea a la derecha de los conos y el otro a la izquierda de los conos. El primer niño de cada línea comienza a correr a lo largo de los conos. Esto no es un juego competitivo. En lugar de ello, se supone que las parejas corran lado a lado a través del curso. Deja algo de espacio entre los pares para que los niños no se tropiecen con los otros. Cuando la pareja llegue al final de la trayectoria, vuelven al final de la línea para esperar a su próximo giro.

Pasear a pie

Tu plan de estudios de educación física o normas estatales pueden exigir que los niños corran una distancia determinada. Para hacer las vueltas más interesantes, Education World propone que se añada un aspecto de viajes a la misma. Necesitas saber la distancia que los niños están ejecutando en las primeras vueltas. Los niños no pierden de vista la cantidad de millas que corren a lo largo de la semana. La distancia está marcada en un mapa, a partir de su ciudad natal y en dirección a un destino seleccionado. Este proyecto funciona bien en colaboración con el maestro de la clase, ya que lo puede integrar en su programa de estudios sociales. Si los estudiantes corren diferentes distancias durante la clase de gimnasia, cada niño escoge su propio destino y realiza un seguimiento de su propio progreso.

Vueltas locas

Correr vueltas llanas se vuelve aburrido, pero añadir diferentes elementos hace que sea más entretenido. Puedes comenzar a tocar periódicamente música disco, lo que permite a los niños bailar, ya que corren mientras la música suena. Para algo diferente, que los niños corran una vuelta tan lento como sea posible sin parar. El objetivo es cruzar la línea de meta. Cualquiera que se detenga por completo tiene que correr hacia la línea de meta, arruinando sus posibilidades de ganar. Otras ideas para hacer las vueltas más interesantes incluyen driblar una pelota de baloncesto mientras corren, entrando y saliendo de los conos o saltando por encima de bolsas como mini-vallas.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por andrés marino ruiz