Juegos de la biblia sobre tomar decisiones

Tu hijo adolescente se enfrenta a muchas elecciones cada día, entre lo bueno y lo malo, lo saludable y lo poco saludable, la honestidad y la desidia, la popularidad y la independencia, el camino del planeta o el de Dios. La lucha puede confundirlos en un intento de descubrir en qué creerán y qué tipo de personas quieren ser. Convertir las decisiones y elecciones en juegos de la biblia le da a tu hijo una manera no amenazadora para aprender a navegar de manera inteligente por las duras experiencias de la vida.

Historias de toma de decisiones

Crea varias historias para que elijan sus propios caminos para tomar decisiones como hacer una tarea o socializar con amigos o jugar a un juego, ya sea para ir al colegio y escoger las clases, en qué creer o seguir las leyes de tránsito o no hacerlo, tomar alcohol, fumar, consumir drogas o iniciar una actividad sexual. Incorpora varios puntos decisivos en los que el adolescente deba escoger un camino y aprender las consecuencias materiales, físicas y espirituales. Puedes repetir la misma historia varias veces con distintas elecciones para explorar los distintos resultados de las buenas y malas elecciones bajo la luz de los proverbios 14:12: "Hay una manera que parece la correcta para un hombre, pero su final es el camino a la muerte".

Escogiendo prioridades

Gálatas 6:7-8 establece claramente que una persona pagará las consecuencias de sus elecciones. Puedes ayudar a que tu hijo comience priorizando qué vale la pena y qué actividades deberían ser optativas o eliminadas escribiendo algunas cartas de que tiene su tiempo y su atención. Estas actividades deberían incluir conversaciones en línea, emails, citas, ganar dinero, tener y mantener un auto y su seguro, los deportes o la participación en la música, asistir a eventos juveniles, la tarea y estudiar, mirar la TV, Internet, juegos de vídeo o de computadora, escuchar música, ir a conciertos y devociones diarias. Haz que tu hijo acomode las tarjetas de manera secreta en orden de importancia para el. Desafía a que un amigo o hermano acomode un segundo juego de cartas iguales con el mismo orden de prioridades que cree que el adolescente lo hará. Compara los mazos y discute qué actividades son las más importantes y por qué.

A quién seguir

Los adolescentes enfrentan muchas presiones de sus pares para seguir a la multitud, pero el salmo 118:8 advierte: "es mejor confiar en el señor que poner la confianza en un hombre". Si tienes un grupo de adolescentes, reúnelos en un círculo y envía a una persona afuera. Selecciona a un líder cuyas acciones serán seguidas por todos de manera discreta, sin hacer saber quién es el líder. Llama a la persona ausente a que entre al ambiente nuevamente y dale tres oportunidades de observar y adivinar quién está liderando la acción. Como seguidor, puedes discutir qué responsabilidad se le pone al líder para hacer que todos lo imiten, qué sucede cuando el líder falla o toma una mala decisión y qué circunstancias existen en las que no deberías obedecer al líder. Compara el liderazgo humano con el de Dios para destacar que el nunca puede fallar ni dejar caer a tu hijo adolescente. Cuando esté en dudas, haz que sepa que Dios es el camino siempre y es la mejor opción.

Escogiendo la verdad

Los años de adolescencia son cruciales para que tu hijo decida en qué creer. Hay muchas ideas de verdad flotando alrededor, pero la biblia dice, "He estado antes de tu vida y de tu muerte, en la bendición y la maldición. Por lo tanto escoge la vida, que tú y tu hijo podrían tener". Explora la idea de las mentiras que suenan plausibles de ser verdad leyendo en voz alta una lista de tres o cuatro afirmaciones casi verdaderas pero levemente imprecisas y una verdad. Desafía a que el adolescente distinga a los impostores e identifica la verdad. Discute sobre la importancia de conocer la verdad espiritual real para no caer en estafadores.

Más galerías de fotos



Escrito por tamara christine van hooser | Traducido por sebastian castro