Juegos de agua y arena para bebés y niños pequeños

El juego de arena y agua ha sido popular entre los bebés y niños pequeños desde el principio del tiempo. Los areneros han existido por generaciones y casi todos los niños adoran la hora del baño. Sin embargo, estas actividades son buenas para algo más que la diversión, los niños pueden aprender mucho experimentando con arena y agua.

Aprendiendo a través del juego

Los bebés y niños pequeños aprenden acerca de su mundo mediante el uso de sus sentidos, y jugar con arena y agua es una excelente manera de enseñar a los más pequeños sobre la exploración sensorial, de acuerdo con la North Carolina Division of Child Development. Los bebés aprenden simplemente al sentir las diferentes texturas, como la rugosidad de la arena o la humedad del agua, así como de los diversos objetos que se pueden ocultar en la arena o el agua. Según Mike Salas, un profesor del sitio "A Place of Our Own" del PBS, llenar tazas con arena o agua y verterlas puede ayudar a los niños a aprender sobre las propiedades de los líquidos y sólidos, así como los conceptos básicos sobre la densidad, peso y volumen. Con agua, usa gotas de colorante para alimentos o colorantes de baño para practicar la identificación de colores y demostrar cómo la mezcla de colores primarios crea otros nuevos.

Diversión barata

Los areneros, las piscinas y las mesas de agua pueden ser costosos, pero puedes crear los tuyos con palanganas, baldes o recipientes de plástico grandes. El agua es casi gratis y puedes comprar arena a bajo precio en las tiendas de mejoras para el hogar. Para excavar, palear y verter, solo trae vasos de plástico y cucharas de la cocina o recicla los envases de plástico vacíos. Los peces pequeños de plástico, animales, coches y otros juguetes son baratos y fáciles de conseguir.

Diversión duradera

Los niños no se cansan de los juguetes de arena y de agua por años. Puedes cambiar fácilmente los accesorios, tales como palas, vasos, camiones, barcos, para mantener la novedad y lo interesante del juego de arena o de agua a medida que tu hijo crece y sus intereses cambian. Las mesas de agua o piscinas al aire libre son, evidentemente, mejores para el verano, pero los niños se divierten igual con los mismos juguetes en la bañera. Los niños pueden disfrutar de los areneros o de las tablas durante gran parte del año y puedes llevar baldes o bandejas de arena en el garaje o en otro lugar cálido durante el clima frío.

Niños con discapacidades

El maestro de jardín de infancia Mike Salas escribe que el juego con agua puede ser una excelente actividad para los niños con trastorno de déficit de atención o hiperactividad, ya que es tranquila y relajante. Los niños con discapacidad visual necesitan un montón de actividades sensoriales, como la identificación de los objetos que encuentran en la arena o el agua con el sentido del tacto.

Haciendo un lío

Los juegos de arena y agua pueden ser bastante desordenados con bebés y niños pequeños; es mejor mantener las actividades al aire libre ya que a los niños les encanta palear la arena o el agua y verterlas por todos lados. Los niños más pequeños, especialmente, pueden terminar completamente cubiertos de arena o agua, por lo cual, durante el clima cálido, es buena idea dejarlos con un pañal o con un traje de baño antes de empezar a jugar.

Más galerías de fotos



Escrito por amanda hermes | Traducido por gloria soto