Juegos activos para practicar en interiores

Cuando el clima es malo, puede que no sea posible ir a dar un paseo en bicicleta o jugar al béisbol en el parque de la comunidad, pero aún así puedes mantenerte activo. Existen muchos juegos activos para interiores que tú, tus hijos y sus amigos pueden jugar en un día de lluvia o frío. Antes de jugar a cualquier juego de interior, asegúrate de que el área de juego sea lo suficientemente grande para moverse y esté libre de elementos que puedan dañarse.

Corre que te alcanzo, ¡tú la llevas!

Se necesita un espacio amplio para jugar al boo boo tag. Esta variación de ¡tu la llevas! ofrece a los jugadores dos posibilidades para evitar estar "fuera" del juego. La primera vez que un jugador es marcado, se debe mantener una mano sobre la zona en que se marcó para proteger la zona. Si se es marcado por segunda vez, deberán utilizar la otra mano para cubrir esta área. Si se es marcado por tercera vez, el jugador "va al hospital" y está fuera del juego. Este juego ejercita las habilidades motoras y la agilidad.

Adivinanzas con un giro activo

Pídele a un adulto que no vaya a participar del juego, que haga una lista de respuestas para adivinar. Coloca las respuestas dobladas en un sombrero para que los jugadores elijan y las actúen. Pide al mismo adulto que escriba palabras o frases que impliquen movimiento, tales como "jugar a tirarle la pelota a un perro" y "bombero" en lugar de frases como "lápiz" o "pretender ser un árbol". Un jugador roba una de las palabras del sombrero y actúa la la frase sin hablar para una audiencia de adivinadores. La persona que adivina la respuesta correcta llega a representar la siguiente palabra. Este juego familiar ejercita la creatividad y la motricidad.

Lugares sobre la marcha

Para jugar siga el arco iris, se necesitan diferentes colores de cartulina y cinta adhesiva. Cuatro diferentes colores, como el rojo, azul, amarillo y verde, son suficientes. Ordena los colores alternándolos entre las habitaciones de tu casa. Pega cada pieza de papel para evitar que se caigan. Desafía a tus hijos para que pasen de una habitación a otra pisando sólo en ciertos colores, o saltando de un color a otro como una rana. Este juego ejercita la coordinación, la potencia del salto y el equilibrio.

No sólo para niños

Los niños no son los únicos que les gusta jugar juegos de interior en un día lluvioso. Organiza una búsqueda del tesoro para adultos donde tus amigos tengan que encontrar objetos escondidos por toda la casa. Entrega a cada persona una lista con sus elementos en la misma. Por ejemplo, si estás pensando en una película que mirarán más tarde en la noche, oculta elementos relacionados con el evento como mezcla de frutos secos, pequeñas bolsas de palomitas de maíz, una lata de tu bebida favorita, gafas de 3-D y una pila de entradas que digan "admitido". Sé creativo y diviértete viendo a tus amigos competir para encontrar todos tus artículos primero.

Más galerías de fotos



Escrito por amanda williams | Traducido por priscila caminer