Juegos y actividades para educación física

Las actividades de educación física enseñan a los niños una serie de lecciones que pueden aplicar en situaciones diarias durante toda su vida. Éstas incluyen jugar cooperativamente con un compañero o un equipo para alcanzar un objetivo de grupo, obedecer las reglas, formar equipos, jugar duro respetando a la oposición, utilizar el sigilo y el silencio a su favor, y contenerse y adaptarse cuando las reglas cambian a medio juego. Muchos de los juegos tradicionales requieren poco o ningún aditamento y pueden adaptarse para jugar en interiores o al aire libre.

Saltar la cuerda

Un elemento básico de la infancia, la cuerda recreacional declinó mucho en los últimos años ya que los jóvenes pasaban más tiempo en casa, en equipos o en actividades lúdicas organizadas. Dos jóvenes sostienen los extremos y los giran rítmicamente mientras el grupo recita una rima a medida que avanza el juego y se rotan los que hacen girar la cuerda. Una rima de salto tradicional en la que el joven salta la cuerda en cada palabra, es "Motor, motor número nueve, corriendo por la línea del ferrocarril, si el tren debe saltar la vía, ¿quieres tu dinero de vuelta? En la palabra tu, el brincador señala a cualquier miembro del equipo, que luego responde sí o no. El brincador deletrea la palabra, s-í o n-o, saltando en cada letra, y concluye diciendo y ahora estás fuera, saltando fuera de la cuerda que gira en la palabra fuera. Ese brincador se va a sostener un extremo de la cuerda, mientras el que estaba en ese extremo se une a la línea de saltos.

Tiburones y barracudas

Este juego grupal de persecución de educación física (PE por sus siglas en inglés) consiste en dos grupos de jóvenes distribuidos uniformemente . El grupo de tiburones lleva banderas azules, mientras las barracudas llevan banderas naranjas. Cada grupo nombra un líder. Los grupos se alinean en sendas líneas de casa paralelas a cierta distancia, con las líneas marcadas con tiza, conos u otro marcador. Los tiburones dan la espalda a las barracudas, quienes tratan de acercarse sigilosamente a ellos. A medida que las barracudas se acercan, el líder de los tiburones grita, ¡Ahí vienen las barracudas! Esa es la señal para que los tiburones den la vuelta y persigan a las barracudas hasta la línea de casa éstas. Las barracudas que no llegan a su casa pasan a formar parte del equipo de los tiburones y llevan la bandera azul , ya que se alinean con los tiburones. El juego continúa con los tiburones acercándose sigilosamente a las barracudas . El líder de las barracudas espera hasta que los tiburones se aproximan a la distancia marcada, entonces grita: ¡Ahí vienen los tiburones! Las barracudas persiguen a los tiburones y, de nuevo, los que no llegan a su línea se convierten en barracudas . El juego continúa hasta que el tiempo de clase se acaba o un lado derrota al otro.

Vagabundo rojo, vagabundo rojo

Este es un juego de equipo de prueba de fuerza tradicional que no requiere aditamentos. Dos equipos de igual tamaño se forman, tomados de la mano. Los dos equipos se enfrentan entre sí. La distancia entre ellos debe ser suficiente para permitir a un joven hacer una carrera al cruzar la zona. Los equipos se turnan para llamar a un miembro del otro lado con la llamada de grupo, ¡Vagabundo rojo, vagabundo rojo, deja venir a Susie! Susie se suelta de las manos de sus compañeros de equipo y corre lo más rápido que puede hacia el otro equipo, eligiendo la unión de manos más débil para tratar de romper la línea. Si tiene éxito en romperla, regresa a su propio equipo y se lleva al miembro más fuerte del equipo de oposición con ella. Si no puede romperla, se une al nuevo equipo. El juego progresa hasta que todos los jugadores están en un equipo.

Más galerías de fotos



Escrito por kate sheridan | Traducido por lourdes villaseñor