Cómo pueden los jóvenes compaginar el trabajo y la escuela?

Los adolescentes pueden compaginar el trabajo y la escuela, aprendiendo a priorizar las actividades, decidir qué es importante para ellos e incluyendo los padres, maestros y supervisores de trabajo en sus planes de actividades y decisiones. Joanna Lee Williams, profesora asistente en la Universidad de la Escuela Curry de Educación de Virginia, se unió a un equipo de otros educadores para examinar los efectos del trabajo en el rendimiento estudiantil. Encontraron que trabajar menos de 20 horas a la semana no era perjudicial para los estudiantes.

Determina por qué estás trabajando

Los adolescentes trabajan por muchas razones diferentes. Algunos de ellos simplemente quieren algo de dinero, otros pueden estar ahorrando para un coche o ahorrando para la universidad, mientras que algunos pueden tener que contribuir a la economía familiar. La razón por la que tu hijo está trabajando hace la diferencia en cómo priorizar el mantenimiento de un puesto de trabajo. También se puede hacer una diferencia en la forma en cómo tu hijo debería negociar con su supervisor en lo que se refiere al horario de trabajo, el cual debería consistir en menos de 20 horas a la semana para conseguir éxitos académicos.

Haz algunos números

Mientras que el trabajo de tu hijo podría ser importante en el presupuesto familiar o lo ayuda a ahorrar para la universidad, él todavía necesita tiempo para mantener un estilo de vida saludable. Cuando se es adolescente, el cuerpo y la mente todavía están creciendo y cambiando, por lo tanto, se necesita alrededor de nueve horas de buen sueño cada noche. Así, tu hijo también necesita tiempo para estudiar, hacer ejercicio y tener una vida social. Es posible que desees que se haga responsable de algunas tareas en el hogar también. Ayúdalo a sumar sus horas de trabajo, su tiempo de asistencia a la escuela, las horas de sueño que necesita y el tiempo de estudio para ver si realmente es capaz de hacerlo todo.

Establece prioridades

Una de las cosas que los investigadores de la Escuela Curry de Educación encontraron fue que cuando los estudiantes trabajan más de 20 horas a la semana, comienzan a recortar las horas de tareas escolares y a seleccionar las clases más fáciles para darle mas tiempo al trabajo. Ayuda a tu hijo a decidir lo que tiene más posibilidades de darle un futuro seguro, el trabajo o sus calificaciones en la escuela. Incluye a sus maestros e involúcralos en el proceso de toma de decisiones. A los empleadores les gusta ver un poco de experiencia de trabajo en currículums de graduados de secundaria, pero también les gusta ver unas buenas calificaciones en los estudios y evidencia de conocimiento y educación.

Ajusta tu actitud

Stephen R. Covey, autor de "Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva" y Richard Carlson, autor de "No Sweat the Small Stuff" están de acuerdo en que a menudo no es tanto lo que tu hijo este haciendo, sino en cómo lo este haciendo. Ayúdale a evitar la idea de estar perdiendo tiempo para discutir con los padres, maestros o amigos acerca de cosas que el sabe que debe hacer. Carlson señala que todo no tiene por qué hacerse todos los días. Ayuda a tu hijo y a ti mismo a aprender a dejar pasar algunas cosas. No tengas miedo de preguntar a gente que te puede aconsejar como otros parientes, maestros o incluso jefes de tu hijo para ayudar a tomar decisiones sobre la programación de cambio en su vida.

Más galerías de fotos



Escrito por daisy peasblossom fernchild | Traducido por txell parera