Jogging y dolor de pierna

Aunque el jogging o trote es una forma de ejercicio cardiovascular muy necesaria y te mantiene en forma, no está exenta de riesgos. El jogging es un ejercicio de alto impacto que puede causar dolor en las articulaciones y las piernas, especialmente si no tomas el cuidado de preparar tu cuerpo para el estrés de este tipo de ejercicio.

Calambres en las piernas y otras lesiones

El dolor en la parte delantera de la pierna al practicar jogging pueden ser calambres en las espinillas. Los calambres en las espinillas son una lesión que causa dolor en ese lugar del cuerpo. Este dolor es común en los corredores y ocurre cuando los huesos y los músculos de las piernas están bajo tensión. Un calambre muscular es otra enfermedad común que puede causar dolor en las piernas al correr. Otras lesiones que pueden causar dolor en las piernas durante el jogging son las fracturas por estrés, tendinitis o desgarros musculares.

Otras causas

Una condición de salud puede ser la culpable del dolor en las piernas también. El dolor en las piernas puede ser un signo de una deficiencia de minerales, incluyendo niveles bajos de calcio, sodio, potasio o magnesio. El dolor en las piernas también puede ser causado por deshidratación o simplemente músculos que están sobrecargados y débiles. El daño en los nervios de las piernas, un coágulo de sangre, una infección del hueso o artritis también pueden causar dolor en las piernas y el malestar cuando corres. La aterosclerosis, lo que se traduce en un flujo insuficiente de sangre a causa de la obstrucción de las arterias, también puede causar dolor en las piernas al salir a correr o caminar, dolor que desaparece cuando estás en reposo.

Manejo del dolor de pierna

Consulta a tu médico si tienes una condición de salud que podría estar causando tu dolor de piernas. Si sospechas que tiene una lesión por uso excesivo, dale a tus piernas un descanso apoyándolas hacia arriba y aplicando hielo. Coloca hielo en tus piernas alrededor de cuatro veces al día, durante no más de 15 minutos cada vez. Trata de tomar un analgésico de venta libre y trata tus piernas con algunos estiramientos suaves y un poco de masaje.

Prevenir el dolor de piernas

Algunas precauciones pueden ayudar a prevenir lesiones por uso excesivo y dolor en las piernas al correr. Mantente hidratado y adopta una dieta saludable para prevenir las deficiencias nutricionales. Siempre calienta antes y enfría después del ejercicio y sigue un programa de entrenamiento; no exijas mucho a tu cuerpo antes de que esté listo. Usa zapatos para correr con buen soporte y reemplázalos después de 350 a 500 millas de uso, recomienda MayoClinic. Incluye ejercicios de bajo impacto, como andar en bicicleta o nadar, en tu rutina de ejercicio para aliviar la tensión y el impacto en tus piernas.

Más galerías de fotos



Escrito por diana rodriguez | Traducido por gabriela nungaray