El jengibre y el síndrome de intestino irritable (IBS)

El síndrome de intestino irritable, o IBS (según sus siglas en inglés), es responsable del 20 al 50 por ciento de todas las visitas a los gastroenterólogos en Estados Unidos, según el University of Maryland Medical Center. Si bien se desconoce la cura para el IBS, los síntomas pueden manejarse a través de una reducción del estrés, de una modificación en la dieta y de medicación. Si tienes pensado usar jengibre como parte del plan de tratamiento, consulta primero con tu médico, especialmente si ya estás tomando medicación.

IBS

No se conoce la causa del IBS, según PubMed Health, pero en ocasiones comienza después de una infección en los intestinos. Sus síntomas característicos son dolor, hinchazón, gases y diarrea o constipación. Otros síntomas pueden incluir mucosidad en tus heces y alivio del dolor luego de haber movido el vientre. También puedes sentir que no has vaciado el intestino después de evacuar. Los síntomas del IBS se producen cuando los músculos de tu intestino grueso se contraen con mayor rapidez o más lentamente de lo normal. El IBS generalmente comienza en la adolescencia o principios de la juventud, pero puede iniciarse a cualquier edad. El doble de hombres que de mujeres sufren de IBS, según el University of Maryland Medical Center.

Raíz de jengibre

La raíz de jengibre fresca, llamada sheng jiang en la medicina tradicional china, se ha venido utilizando durante más de 2.000 años como remedio en las tradiciones chinas, indias y árabes. Se la utiliza comúnmente en fórmulas herbáceas que tratan trastornos digestivos, tos, vómitos y náuseas. También sirve como un agente antibacteriano usado con otras hierbas. La investigación moderna ha descubierto que el jengibre puede ser beneficioso para quienes sufren de cinetosis, náuseas y algunas formas de inflamación, aunque los estudios han demostrado resultados controvertidos para las náuseas y la inflamación.

El jengibre y el IBS

Prácticamente no existen investigaciones basadas en los efectos del jengibre sobre el IBS, pero el University of Maryland Medical Center informa que un estudio en el que los participantes tomaron una fórmula de hierbas chinas que incluía al jengibre halló una reducción en los síntomas de quienes sufrían de IBS. Según David Rakel, autor de "Integrative Medicine", el jengibre contiene antagonistas de la serotonina que mejora la movilidad gástrica y tiene un efecto espasmódico en los intestinos, lo que puede indicar que el jengibre puede aliviar el IBS relajando los intestinos durante un ataque.

Tratamiento adecuado

El jengibre es seguro para la mayoría de las personas, según Medline Plus, pero en dosis altas puede causar síntomas similares a los del IBS, como náuseas, diarrea y cólicos. Tomarlo en píldoras o con la comida puede ayudar a reducir los efectos secundarios. El University of Maryland Medical Center recomienda no tomar más de 4 gramos por día de jengibre. Si planeas tomar jengibre como medicación para el IBS, primero consulta con tu médico para obtener la dosis adecuada y tratar los posibles riesgos.

Más galerías de fotos



Escrito por solomon branch | Traducido por irene cudich