¿Cómo hacer té con jengibre en polvo?

El jengibre (ginger), la robusta raíz de una planta con flores, es predominante en las cocinas asiática y del Medio Oriente. Por más de dos milenios, la raíz también ha sido utilizada con propósitos médicos. Cuando lo usas para hacer té, el jengibre puede ser un remedio temporal efectivo para las náuseas y la indigestión. Puedes comprar jengibre en polvo en la góndola de las especias de cualquier supermercado. También puedes comprar las variedad más frescas y más finamente molidas que le dan al té su calidad picante en las tiendas naturistas y supermercados gourmet.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Jengibre molido
  • Hervidor
  • Olla
  • Taza
  • Tetera
  • Colador

Instrucciones

  1. Hierve agua en un hervidor o una olla. Apaga el fuego cuando haya hervido.

  2. Coloca alrededor de media cucharada de jengibre molido en una taza, o agrega de una a dos cucharadas colmadas a la olla con agua. Revuelve el té de jengibre y tapa la taza con un plato pequeño; tapa la olla. Deja reposar el té alrededor de 10 minutos. El jengibre molido se deposita en el fondo de la bebida.

  3. Si lo hiciste en una olla, coloca un colador sobre una tetera de cerámica o vidrio y vierte el té de jengibre. También puedes agregar un poco de jugo de limón y edulcorante antes de servir la bebida. Puedes beber el té de jengibre directamente en la taza o colarlo en otra para evitar los sedimentos.

Consejos y advertencias

  • Para hacer el té rápidamente con jengibre fresco, raspa la piel de un trozo de raíz y rállala con un rallador para cítricos. Pon el jengibre rallado en una taza o hervidor y vierte agua hirviendo sobre él. Deja reposar de 10 a 15 minutos. Luego agrega edulcorante y jugos de fruta, como piña (pineapple) o lima, y sirve caliente o frío.

Más galerías de fotos



Escrito por maya black | Traducido por maria eugenia gonzalez