Jarabe de arroz integral vs. Jarabe de agave para diabéticos

Si tienes diabetes, sabes que no tienes que eliminar el azúcar de tu dieta por completo, pero sí es necesario ser inteligente acerca de la cantidad que consumes. Aunque la mayor parte del azúcar se descompone en el cuerpo de la misma manera, algunos menos azúcares refinados, como el jarabe de agave y de arroz, se descomponen más lentamente, causando un menor riesgo de picos de azúcar en la sangre y accidentes. Por supuesto, siempre debes seguir las recomendaciones de tu médico sobre el consumo de azúcar seguro si tienes diabetes.

Identificación

El jarabe de agave es un edulcorante extraído de un cactus nativo del sureste de Estados Unidos y México. Se venden en las tiendas naturistas, tiendas especializadas y muchos supermercados, ya que se parece mucho a la miel. El jarabe de arroz integral también se asemeja a miel, pero es más difícil de encontrar en los supermercados; búscalo en tiendas de alimentos saludables o en tiendas especializadas. Como su nombre lo indica, el jarabe de arroz está hecho de arroz remojado y cocido en un jarabe espeso.

Beneficios nutricionales

El jarabe de agave tiene aproximadamente la misma cantidad de calorías y carbohidratos por porción que el azúcar blanca regular, por lo que cuenta de la misma manera en tus intercambios de alimentos. Como el agave es un poco más dulce que el azúcar, es posible que comas menos. El jarabe de arroz integral tiene menos calorías por cucharada de azúcar, y también es menos dulce, por lo que podrías usar más de lo mismo. Tanto el jarabe de agave, como el de arroz se descomponen más lentamente en el cuerpo que el azúcar regular, lo que es una ventaja para los diabéticos, pero por alto contenido de glucosa los diabéticos deben limitar su consumo.

Sabor

El jarabe de agave es súper dulce, y es probable que descubras que entre un octavo de la dosis habitual de azúcar será suficiente cuando lo utilizas. Cuanto más claro es el color del néctar, más almibarado será su sabor; cuanto más oscuro, más similar a la miel. El sabor del jarabe de arroz integral es más suave, menos dulce y con delicados matices de caramelo.

Uso

El jarabe de arroz integral tiene un sabor agradable por su cuenta, en el café o rociado sobre la avena o yogur, pero no es ideal para hornear, ya que tiende a endurecer los productos horneados. Si cocinas al horno con él, busca recetas que requieran miel o jarabe de arce, y si sustituyes el azúcar regular, utiliza 1 1/2 tazas de jarabe de arroz integral por cada taza de azúcar requerida. El jarabe de agave se puede utilizar en cualquier lugar como azúcar regular; comienza con un poco y añade más para obtener el nivel adecuado de dulzura. Para hornear, sustituye 2/3 taza de miel de agave por cada taza de azúcar y reduce el resto de los líquidos en la receta por un cuarto. También probablemente tendrás que bajar la temperatura del horno y acortar su tiempo de cocción para acomodar la receta. Es posible que desees experimentar para encontrar el mejor método de cocción de tus recetas favoritas.

Más galerías de fotos



Escrito por holly l. roberts | Traducido por mariana nonino