El jamón curado y el embarazo

El jamón curado (prosciutto) a menudo se encuentra en la lista de alimentos que las mujeres embarazadas deben evitar. Esta carne, que a menudo se sirve fría, supone un riesgo leve pero grave para la embarazada y el feto porque puede causar una enfermedad transmitida por los alimentos denominada listeriosis. Según el libro "The Pregnancy Cookbook", existen formas de preparar jamón curado para garantizar su seguridad durante el consumo, pero muchas embarazadas prefieren evitarlo sólo por precaución.

Detalles

El jamó curado es un alimento italiano que se cura con sal en lugar de ser cocinado con calor. Si se cura o almacena del modo inadecuado, puede transmitir listeria, una bacteria que causa la enfermedad listeriosis. Esta bacteria también puede estar presente en otros tipos de carnes curadas, como los perros calientes (hot dogs) y las salchichas, así como también en las carnes frías.

Efectos

Cuando comes carne que contiene listeria, puedes desarrollar listeriosis. Aunque este tipo de infección no es frecuente, la American Pregnancy Association advierte a las embarazadas en particular considerarla una amenaza grave. Los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) señalan que las embarazadas son 20 veces más propensas a desarrollar listerioris que el resto de las personas y esto es más común en el tercer trimestre. Entre los síntomas de listeriosis en mujeres embarazadas se incluyen las náuseas, la fiebre, el dolor de cabeza y el malestar muscular. La enfermedad puede extenderse al sistema nervioso, lo que causa rigidez en el cuello, convulsiones y desorientación.

Riesgos

Los riesgos de la listeriosis para el feto son muy graves. Incluso si la embarazada no experimenta síntomas, la infección bacteriana se puede propagar al feto y causar complicaciones. La listeriosis puede provocar abortos espontáneos, así como también partos y nacimientos prematuros. Si se transmite al bebé, puede causar defectos congénitos y hasta incluso la muerte. La American Pregnancy Association calcula que un 22% de los casos de listeriosis en embarazadas provocan partos del feto muerto o muerte neonatal.

Prevención

Los CDC recomiendan a las embarazadas no consumir carnes curadas como el jamón y los perros calientes, así como también embutidos, a menos que los calienten en el microondas hasta que salga humo. Deben alcanzar una temperatura de unos 160ºF (70ºC). Además, evita la contaminación cruzada al preparar estos alimentos en espacios separados de los que comerás.

La opinión de los expertos

Los CDC sostienen que, siempre y cuando prepares la carne correctamente, puedes comer jamón curado durante el embarazo. No obstante, nunca debes consumir jamón curado frío ni hacerlo en restaurantes. Si has consumido jamón curado y no presentas síntomas, los CDC afirman que no es necesario que consultes a un médico de inmediato, aunque debes mencionarlo en la consulta. Si experimentas síntomas similares a los de la gripe, debes avisarle al médico para que te pueda recetar antibióticos.

Más galerías de fotos



Escrito por katie leigh | Traducido por valeria d'ambrosio