¿La inulina es un suplemento de fibra seguro?

Puede que no hayas oído hablar de la inulina, pero puedes haberla consumido en uno de los muchos alimentos procesados ​​que utilizan esta forma de fibra para sustituir el azúcar y la grasa. A diferencia de muchos de los aditivos alimentarios artificiales y químicos, se produce de manera natural en una variedad de frutas y verduras. Al igual que con cualquier aditivo, a menudo hay preguntas acerca de su seguridad, pero la FDA ha añadido la inulina a su lista de alimentos GRAS (por sus siglas en inglés), o aquellos alimentos reconocidos generalmente como seguros.

Identificación

La inulina es un carbohidrato almidonado que se encuentra en frutas, verduras y hierbas incluyendo las alcachofas, cebollas, puerros, espárragos y bananas, mientras que la forma medicinal intravenosa de inulina a menudo se extrae de la raíz de achicoria. No se digiere ni se absorbe en el estómago, sino que pasa a través del tracto intestinal donde aumenta las bacterias beneficiosas para mejorar la función intestinal. Los fabricantes de alimentos añaden inulina a sus productos, ya que les permite aumentar el contenido de fibra, mientras disminuyen las calorías.

Beneficios

Como se informó en la edición de octubre de 2010 de la "British Journal of Nutrition", un grupo de sujetos sanos que consumieron 10 g de inulina extraída de las alcachofas al día durante tres semanas tuvieron niveles significativamente más altos de lactobacilos y bifidobacterias, bacterias probióticas que ayudan a mantener la equilibrio natural de los organismos en el intestino. Los investigadores de la University of Reading en el Reino Unido le dieron 7 g diarios de inulina o un placebo a sujetos obesos con altos niveles de colesterol durante cuatro semanas. Los resultados, publicados en junio de 2003 en la "Revista Médica de Chile", mostraron que la inulina redujo los niveles de colesterol total y el colesterol LDL dañino en comparación con los que recibieron un placebo.

Efectos gastrointestinales

Aunque no se han reportado efectos secundarios significativos, las dosis muy altas pueden causar problemas gastrointestinales, como se observó en los sujetos sanos que recibieron suplementos de inulina y presentaron náuseas, exceso de gases, distensión abdominal, flatulencia y diarrea o estreñimiento. Los investigadores de este estudio, que fue publicado en el "Journal of the American Dietetic Association" en junio de 2010, encontraron que los sujetos fueron generalmente capaces de tolerar 10 g diarios de inulina natural o 5 g de una forma alterada de manera bioquímica llamada oligofructosa.

Consideraciones

Un estudio de 1999 en el "Journal of Nutrition", estimó que el consumo diario de inulina en Estados Unidos y en Europa alcanzó un máximo de alrededor de 10 g, con un consumo más propio entre 1 y 4 g. El estudio agregó que la seguridad de la inulina ha sido evaluada por muchas autoridades legales en todo el mundo y es aceptada en la mayoría de los países como un ingrediente que se puede utilizar sin restricciones en la fabricación de alimentos.

Más galerías de fotos



Escrito por bonnie singleton | Traducido por barbara obregon