Cómo introducir virtudes de carácter en los niños

Tan pronto como tus hijos tienen la edad suficiente para comprender cómo las personas interactúan, puedes empezar a enseñarles las virtudes de carácter que necesitarán para tener éxito en la vida. Los niños aprenden de los ejemplos que sus padres establecen. Esto quiere decir que para enseñarle a tu hijo la honestidad, tienes que asumir la responsabilidad por tus propias acciones y ser un modelo de honestidad para él. Tener buenas virtudes de carácter puede ayudar a tu hijo a tener éxito en sus relaciones, en sus resultados académicos y en su futura carrera. Introducirlo temprano en la vida a las buenas virtudes de carácter, puede ayudarlo a aumentar sus posibilidades de crecer con integridad.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Enseña a tu hijo a ser altruista, señala Scott Wardell, consejero y escritor colaborador de Empowering Parents. Una de las mayores virtudes de carácter que puedes introducir a tu hijo es el altruismo. Por ejemplo, para enseñar a tu hijo a ser altruista, anímalo a revisar sus juguetes y a elegir los que ya no quiere o con los cuales no juega con regularidad, para dárselos a los niños que no tienen juguetes propios. Explícale que no todos los niños tienen muchos juguetes. Cuando le ayudas a desarrollar un interés por el bienestar de los demás, le estás enseñando altruismo. Deja que vaya contigo a donar los juguetes para que pueda disfrutar de todo el proceso de donación.

  2. Muestra empatía a tu niño para introducirlo a esta virtud de carácter, aconseja la psicoterapeuta Karen Ruskin en un artículo para el sitio web PsychCentral. Por ejemplo, cuando el niño se acerca a tí con una historia acerca de cómo se siente triste porque su amigo se muda de la casa de al lado a una milla de distancia, muestra empatía. Aunque puede ser tentador decirle que lo supere porque su amigo está a sólo una milla y no a 100 de distancia, no lo hagas. Por el contrario, dile que entiendes y reconoces sus sentimientos. Esto le ayudará a aprender la virtud de carácter de escuchar y empatizar con los sentimientos de los demás.

  3. Fomenta el respeto en tu hijo mediante la creación y la aplicación de las reglas de tu hogar con amor, aconseja Wardell. El objetivo de la disciplina es enseñar a tu hijo una lección valiosa y ayudarlo a comprender la forma adecuada de comportarse. Para ello es necesario hacer el seguimiento de las consecuencias cuando tu hijo se porta mal y hacerlas cumplir con amor en lugar de ira.

  4. Enseña a tu hijo la virtud de autocontrol, a pesar de que los sentimientos no son para controlar, aconseja Ruskin. Esta virtud del carácter puede desempeñar un papel importante en el desarrollo de tu hijo. Por ejemplo, si está enojado porque otro niño tomó un juguete de él, tiene dos opciones: puede dejar que su enojo aflore volviéndose violento y gritando o puede mantener la calma y encontrar una forma adecuada de controlar su ira. Enséñale a contar hasta 10 para salir de una situación en la que se siente enojado o para encontrar una salida a su ira, como correr por el patio para liberar la ira que siente. Tu hijo tiene que saber que no puede cambiar lo que siente, pero puede controlar cómo reacciona.

Más galerías de fotos



Escrito por tiffany raiford | Traducido por sofía bottinelli