Introducción para padres para servicios de educación especial

Si tu hijo tiene dificultades en la escuela, que van desde una incapacidad para concentrarse a un desarrollo más lento de lo normal idioma o problemas de comportamiento, puede calificar para recibir servicios especiales de apoyo de su escuela. Los niños tienen derecho a una educación con adaptaciones que ayuden a satisfacer sus necesidades, pero a veces negociar ese mundo de los servicios de educación especial puede ser complicado. Aunque cada estado tiene sus propias directrices para la educación especial, la ley federal dicta algunas medidas básicas que toda escuela debe seguir.

Las leyes

Tres leyes federales se aplican a los niños con necesidades especiales y su educación: IDEA, la Individuals with Disabilities Education Act (Ley de Educación para Individuos con Discapacidades), fue aprobada en 1975 y garantiza a los niños con discapacidad - como problemas de aprendizaje, autismo, visión y auditivos, trastornos emocionales o de otros servicios de salud discapacidad - una educación pública gratuita y apropiada en el ambiente menos restrictivo. La sección 504 del Rehabilitation Act de 1973 es una ley que requiere que las escuelas proporcionen ajustes razonables para estudiantes con discapacidades que no cumplan con los requisitos de elegibilidad que establece la ley. La Americans with Disabilities Act, aprobada en 1990, que asegura que las escuelas respondan a las necesidades de los estudiantes con trastornos psiquiátricos, prohíbe la negación de servicios o actividades para los niños.

Los primeros pasos

Si crees que tu hijo tiene dificultades en la escuela, el primer paso es hablar con el maestro de tu hijo acerca de tus preocupaciones. El profesor que desee probar algunas estrategias que podrían ayudarlo, tales como clases de refuerzo, planes de comportamiento o intervenciones de instrucción a través de un proceso llamado Response to Intervention. Después de evaluar el éxito de la RTI, tú o el maestro pueden solicitar evaluaciones adicionales para los servicios de educación especial. Debes dar tu consentimiento para una evaluación y la escuela te proporcionará una declaración de garantías procesales antes de que comience la evaluación. Estos detalles son los derechos y las responsabilidades de todos los involucrados en el proceso.

La evaluación

Durante la evaluación, un equipo de profesionales de la educación como un logopeda, un terapeuta ocupacional o un fisioterapeuta, un maestro de educación especial o un psicólogo escolar evaluará a tu hijo en las áreas de la presunta discapacidad, sobre la base de las preocupaciones planteadas por los participantes en su educación. Cada miembro del equipo recopilará y analizará los resultados de su sección de la evaluación y compartirá los resultados contigo en su debido tiempo, entre 30 y 60 días en la mayoría de los estados. Tendrás una reunión con el equipo de educadores en el que se verán los resultados de la evaluación y determinarán si tu hijo tiene una discapacidad y qué categoría es la más apropiada para él. Tu hijo puede ser evaluado una vez cada tres años, sin costo para ti, y si no estás de acuerdo con los resultados de la evaluación, puedes solicitar una evaluación educativa independiente a expensas del distrito escolar.

El IEP

Dentro de los 30 días siguientes a la determinación de la elegibilidad de tu niño, el equipo se reunirá de nuevo contigo para desarrollar un Individualized Education Plan, conocido como un IEP a menudo. El plan incluirá los objetivos individuales para la educación y el estado de tu hijo, cómo se medirán y quién es responsable de ayudar a tu hijo a cumplir con ellos. El IEP debe incluir todos los ajustes necesarios o modificaciones que tu hijo necesita en su educación y los servicios relacionados, tales como la terapia del habla, terapia física o terapia que es apropiada para cumplir con sus objetivos. Las metas y los servicios descritos en el IEP se basarán en los resultados de la evaluación y los servicios serán prestados por cuenta del distrito escolar. Debes dar tu consentimiento antes de que puedan comenzar los servicios de educación especial. El IEP de tu hijo tendrá una validez de un año natural, y después de ese momento, el equipo se reunirá de nuevo para actualizar y revisarlo.

Más galerías de fotos



Escrito por stacey chaloux | Traducido por mariana van der groef