Intolerancia al queso mozzarella y a la lactosa

Si eres intolerante a la lactosa, es porque tu cuerpo no puede digerir los azúcares naturales de los productos lácteos. Si bien puedes pensar que esto también veta automáticamente al queso, el hecho es que muchas personas con intolerancia a la lactosa pueden comer quesos, ya que contienen menos lactosa que la leche o el helado. La Universidad de Illinois recomienda que si eres intolerante a la lactosa, empieces con pequeñas cantidades de un nuevo alimento lácteo para poner a prueba tu reacción. Si el comer queso mozzarella conlleva a resultados desagradables, intenta con el queso de soja u otra alternativa libre de lactosa.

Contenido de lactosa en el queso mozzarella

El queso mozzarella contiene menos lactosa que muchos otros productos lácteos; en promedio, cada porción de 1 onza contiene sólo 0.02 gramos. Por lo tanto, una agregar una pizca de mozzarella en tu pizza o una rebanada dentro de tu sándwich puede ser apropiado, incluso si eres intolerante a la lactosa. En comparación, 1 vaso de leche de vaca contiene un promedio de 13 gramos de lactosa, al igual que 1 taza de yogur bajo en grasa. La mayoría de los quesos son bastante bajos en lactosa: el queso cheddar contiene 0.07 gramos y el queso suizo 0,02 gramos. Los quesos bajos en grasa contienen poca más lactosa que aquellos con índices naturales de grasa.

Más galerías de fotos



Escrito por nina k. | Traducido por eduardo sanchez