La intolerancia a la lactosa y el queso crema

El queso crema contiene lactosa y puede o no ser adecuado para tu consumo si eres intolerante a la lactosa, según la gravedad de tu afección. Todas las personas diagnosticadas con intolerancia a la lactosa tienen un grado diferente de intolerancia. Tal vez puedas comer 1 cda. de queso crema sin síntomas, pero tal vez no puedas manejar 2 cdas. Sigue una dieta de eliminación para determinar el grado de tu intolerancia a la lactosa, bajo la supervisión de un médico.

La causa de la intolerancia

Cuando consumes cualquier alimento, los intestinos tienen que descomponer las proteínas y los azúcares más complejos en formas más simples para que tu cuerpo pueda absorberlos. Las enzimas descomponen estas sustancias. La incapacidad de producir suficiente lactasa, la enzima necesaria para digerir la lactosa, resulta en una intolerancia a esta última. Tu cuerpo no crea suficiente lactasa para convertir la lactosa en glucosa y galactosa, las que son fácilmente absorbidas en la sangre. La lactosa no digerida es transportada al intestino grueso, o colon, causando síntomas comunes.

Dieta de eliminación

Puedes hacer una dieta de eliminación para determinar la cantidad de queso crema que puedes tolerar. Esta dieta generalmente te ayuda a identificar los alérgenos, pero también puede revelar cuánta lactosa puedes tolerar en un producto específico. Elimina por completo todos los productos lácteos de tu dieta durante un máximo de dos semanas. Al finalizar las dos semanas, introduce el queso crema en tu dieta en condiciones controladas. Comienza por el consumo de ¼ cdta. de queso crema. Todos los días a partir de entonces, aumenta el queso crema en ¼ cdtas. hasta que experimentes síntomas. Mantén un registro de tus resultados y discútelos con tu médico.

Signos y síntomas

Los signos y síntomas a tener en cuenta incluyen flatulencia, distensión abdominal, heces malolientes, heces que flotan, diarrea, náuseas, dolor abdominal y vómitos. Cuanto más queso crema comas, más graves serán los síntomas. Aunque los síntomas de intolerancia a la lactosa sean incómodos, no causan ningún daño a los intestinos o el tracto digestivo. Los signos alarmantes de una afección más grave incluyen la pérdida excesiva de peso, sangre en las heces o deshidratación.

Tratamiento

Puedes disfrutar del queso crema aún siendo intolerante a la lactosa. Algunos fabricantes de queso crema le añaden lactasa durante la producción, liberando al queso crema de lactosa. También puedes tomar un suplemento enzimático al primer bocado de queso crema para evitar reacciones adversas.

Más galerías de fotos



Escrito por diane marks | Traducido por nieves fragola