Intolerancia a la lactosa y pizza

Si has sido diagnosticado con intolerancia a la lactosa, aún puedes disfrutar de la pizza, aunque contiene lactosa del queso. Los quesos tienden a tener menos lactasa que otros productos lácteos debido a las enzimas utilizadas para crear el queso. Si eres muy intolerante a la lactosa, necesitarás utilizar un suplemento enzimático al comer pizza. Antes de modificar tu dieta para tratar cualquier enfermedad, habla con tu médico. La intolerancia a la lactosa es una afección común que puede causar síntomas desagradables después de ingerir cualquier alimento que contenga lácteos.

Información

La intolerancia a la lactosa, o una deficiencia en lactasa, es un mal funcionamiento del intestino, según MayoClinc.com. La lactosa es un azúcar que se encuentran principalmente en la leche de vaca que requiere el sistema digestivo para descomponerlo en más azúcares simples. La lactasa es la enzima requerida que digiere la lactosa para que el cuerpo pueda absorber los azúcares. Si no produces suficiente lactasa, tu cuerpo no será capaz de absorber el azúcar y por lo tanto causa inflamación e irritación en el estómago.

Pizza

Cada persona que es intolerante a la lactosa tiene un nivel diferente de la intolerancia, según MedlinePlus. Podrías ser capaz de comer pizza sin ningún síntoma, mientras que otra persona tal vez tenga que tomar algunas medidas preventivas antes de comer pizza. El queso es comúnmente más fácil de digerir, pero para algunas personas con una intolerancia severa, la pizza puede causar síntomas conocidos. Si experimentas síntomas de intolerancia a la lactosa después de comer pizza, puedes tomar un suplemento de lactasa antes de ingerir la pizza o comer una sin queso.

Síntomas

Entre 20 y 30 minutos después de comer pizza, podrías desarrollar síntomas comunes asociados con la intolerancia a la lactosa. Estos pueden incluir gases, distensión abdominal, dolor abdominal, diarrea, heces sueltas, heces malolientes y heces que flotan, según MayoClinc.com. Los síntomas pueden fluctuar de leves a severos y generalmente no duran más de unas pocas horas. Si eres seriamente intolerante a la lactosa, las complicaciones pueden conducir a la deshidratación, desnutrición y pérdida de peso. Habla con tu médico si presentas cualquier síntoma preocupante.

Prevención

Antes de comer pizza, determina lo intolerante que eres para utilizar una dieta de eliminación. Deja de comer productos lácteos durante dos semanas y luego vuelve a introducir queso en tu dieta. Come una cucharadita de queso el primer día y poco a poco aumenta la cantidad diaria, hasta que presentes síntomas. También puedes evitar los síntomas mediante el uso de quesos sin lactosa y tomando una enzima lactasa en el primer bocado de la pizza.

Más galerías de fotos



Escrito por diane marks | Traducido por maria gloria garcia menendez