¿Por qué la intolerancia a la lactosa causa diarrea?

Los calambres abdominales, náuseas y diarrea son unos síntomas relacionados con la intolerancia a la lactosa. Esta condición es la incapacidad de digerir lactosa, una forma de azúcar encontrado en los productos lácteos. Una diarrea excesiva por la intolerancia a la lactosa puede causar una pérdida de peso no segura, deshidratación y anormalidades de electrolitos. Una pobre digestión de la lactosa ocurre en el nivel bioquímico de los intestinos.

Deficiencia de lactasa

Para poder digerir la lactosa, el intestino delgado tiene que producir una cantidad adecuada de lactasa. La lactasa es una enzima que está involucrada en la reacción bioquímica responsable de la separación de la lactosa en moléculas de glucosa que pueden ser absorbidas y usadas para la energía. Cuando no hay suficiente lactasa para separar la lactosa, la lactasa se acumula en el tracto digestivo y causa los síntomas asociados con la intolerancia a la lactosa. Si el intestino delgado produce pequeñas cantidades de lactasa, puedes ser capaz de tolerar pequeñas cantidades de lactosa.

Diarrea osmótica

La diarrea puede ocurrir por muchas causas diferentes. Sin embargo, la causa de la diarrea en la intolerancia a la lactosa está relacionada a la osmosis o el movimiento del agua entre las células y tejidos. Un exceso de lactosa en el intestino delgado atrae a moléculas de agua, lo cual evita que sean apropiadamente absorbidas en el flujo sanguíneo. Por lo tanto, una reducción en la ingestión de lactosa resultará en una mejor absorción de agua y resolverá la diarrea.

Gases excesivos

La intolerancia a la lactosa no solo causa diarrea, también puede producir la excesiva producción de gases. Según el hipertexto "Pathophysiology of the Digestive System" de la Colorado State University, las bacterias en el intestino grueso fermentan el exceso de lactosa, lo cual resulta en la excesiva formación de gases. Igual que los síntomas de la diarrea, el exceso de gas debería resolverse una vez no haya una ingestión de lactosa. No son necesarios tratamientos anti gases.

Recomendaciones

Para prevenir la diarrea, tienes que prestar mucha atención a tu ingestión de lactosa. MedlinePlus, un servicio de los National Institutes of Health, recomienda beber de 2 a 4 onzas de un producto lácteo para ver cómo responde tu cuerpo. Monitorea cuánta lactosa puede procesar efectivamente tu cuerpo sin causar diarrea. Después, puedes probar otros productos lácteos que no te causen diarrea como la leche de soya, leche de cabra, productos lácteos fermentados, leche cortada, quesos, leche sin lactosa y batidos. Si tu intolerancia a la lactosa es severa, tienes que ver a tu médico para hacer más pruebas y así descartar otros problemas gastrointestinales serios.

Más galerías de fotos



Escrito por jacques courseault | Traducido por ana maría guevara