Intestino irritable vs cálculos biliares

El malestar abdominal es una de las razones más comunes por la que las personas buscan atención médica. El síndrome del intestino irritable y la enfermedad de la vesícula biliar se diagnostican con frecuencia en los pacientes que tienen dolor abdominal. Según una revisión del 2005 de "American Family Physician", el IBS afecta al 10 a 15% de la población estadounidense. Un informe del 2012 en "Gut and Liver" indica que hasta el 15% de los adultos estadounidenses eventualmente desarrollan cálculos biliares. Aunque los síntomas del IBS y los cálculos biliares pueden superponerse, generalmente se pueden distinguir estas condiciones.

Síntomas

El dolor de los cálculos biliares normalmente comienza una hora después de la comida, aumenta rápidamente en intensidad, hace una meseta y dura aproximadamente una a seis horas antes de remitir. Los cálculos biliares despiertan con frecuencia a los pacientes durante la noche. Las náuseas y los vómitos son comunes durante un "ataque". El dolor es severo y normalmente se encuentra en la parte superior derecha del abdomen. Sin embargo, puede irradiarse a la espalda o el área del omóplato derecho. Un cambio en los hábitos intestinales no es un síntoma prominente en los cálculos biliares. El dolor abdominal debido al IBS normalmente no está localizado en ninguna región en particular del abdomen, aunque puede estarlo. El malestar causado por IBS tiende a ser menos severo que el dolor de los cálculos biliares y cólicos, y las personas con IBS generalmente no son despertadas por él. El IBS pueden ser provocado por los alimentos, estrés o ansiedad. Una de las características distintivas del IBS es un cambio en los hábitos intestinales, estreñimiento, diarrea o ambos. La distensión abdominal, eructos e intolerancia a los alimentos grasos son más comunes en el IBS que en las personas con cálculos biliares, pero estos síntomas pueden ocurrir con ambas condiciones.

Diagnóstico

Los cálculos biliares se diagnostican fácilmente utilizando procedimientos de imágenes para la visualización la vesícula biliar. El ultrasonido abdominal es el más comúnmente utilizado para la detección de cálculos biliares. Sin embargo, personas sin cálculos biliares también pueden desarrollar inflamación de la vesícula biliar y dolor. En tales casos una ecografía no revelará los cálculos biliares, aunque los síntomas pueden sugerir que los tienes. Las personas con IBS a menudo pasan por una serie de pruebas diagnósticas para identificar la causa de sus síntomas. De hecho, el IBS es un "diagnóstico de exclusión", lo que significa que todas las demás causas mecánicas, bioquímicas e inflamatorias de los síntomas deben descartarse antes de poder hacer un diagnóstico. La ecografía abdominal, endoscopia, colonoscopia, análisis de heces y análisis de sangre podrían ser parte de la rutina médica base para las personas con IBS.

Tratamiento

Aproximadamente el 80% de las personas con cálculos biliares no presentan síntomas y, por lo tanto, no requieren tratamiento. Sin embargo, una vez que los cálculos biliares causan dolor, tus síntomas pueden escalar hasta la intervención médica, generalmente cirugía, que es necesaria para traer alivio. Una vez que los cálculos biliares son sintomáticos, retrasar el tratamiento podría conducir a complicaciones graves, como pancreatitis, una inflamación del páncreas. El IBS generalmente responde a los medicamentos que alivian los espasmos intestinales, diarrea o estreñimiento. Los antidepresivos, los probióticos y las modificaciones dietéticas también pueden ser útiles. Las personas cuyos síntomas son accionados por la ansiedad o el estrés a veces se beneficiarán con la psicoterapia. Tu médico adaptará tu tratamiento para tratar los síntomas predominantes.

Curso a largo plazo

Muchas personas con cálculos biliares no son conscientes de su presencia hasta que se someten a un ultrasonido abdominal, CT o rayos x por otras razones. Su salud a largo plazo no puede ser sustancialmente afectada por los cálculos biliares. Sin embargo, un estudio publicado en la edición de febrero de 2011 de "Gastroenterology" sugiere que las personas con cálculos biliares corren mayor riesgo de enfermedades cardíacas, cáncer y muerte prematura, posiblemente debido a los factores que aumentan su riesgo de todas estas condiciones, tales como la obesidad y diabetes. La eliminación de los cálculos biliares no altera este riesgo. Los síntomas del IBS tienden a aparecer y desaparecer, y tu condición puede causar malestar persistente o intermitente durante años. El IBS no es una condición potencialmente mortal, pero puede afectar negativamente la calidad de vida.

Más galerías de fotos



Escrito por stephen christensen | Traducido por marcela carniglia