Instrucciones para una vaporización facial

Los vaporizadores faciales ofrecen tanto belleza como beneficios terapéuticos. Vaporizar la piel abre los poros y mejora la circulación en la zona. El vapor también puede proporcionar asistencia a las personas que sufren de dolor de los senos nasales o congestión. Las personas con problemas crónicos de sinusitis pueden encontrar que el vapor regular mantiene las fosas nasales libres de residuos y moco. La vaporización facial no es un proceso difícil y con la ayuda de un aparato de estos lo puedes hacer en 30 minutos o menos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Vaporizador facial
  • Limpiador facial
  • Dos toallas

Instrucciones

  1. Llena el depósito de agua con agua tibia. Deja correr el agua en el recipiente de relleno y vierte directamente en el depósito de agua en el vaporizador.

  2. Coloca la máscara sobre la apertura en el vaporizador y alíneala.

  3. Conecta la unidad a una toma de corriente y pulsa el botón "on". Deja que el agua se caliente. Algunas unidades cuentan con un sensor de luz que indica cuando el agua está a la temperatura adecuada.

  4. Lávate la cara y el cuello completamente con un limpiador facial suave, mientras que la unidad se calienta.

  5. Ajusta el temporizador de la unidad si es necesario. Esto permite que los tratamientos sean cronometrados. De acuerdo con Conair, un fabricante de vaporizadores faciales, llenar la cámara de tu unidad permitirá de 10 a 30 minutos de la niebla.

  6. Coloca una toalla alrededor de tus hombros, y pon tu rostro contra la máscara de nebulización de la máquina. Si deseas más vapor, coloca la toalla sobre tu cabeza y cubre el vaporizador para atrapar niebla.

  7. Aleja la cara con frecuencia y seca la piel con una toalla húmeda y fría durante el tratamiento.

  8. Enjuaga la cara con agua fría después del tratamiento con vapor.

  9. Apaga y desenchufa el aparato, y deja que el agua sobrante se enfríe. Vacía el depósito.

  10. Limpia la unidad con un paño húmedo y seca la superficie exterior antes de guardar.

Consejos y advertencias

  • Para los tratamientos de cuello, inclina la cabeza hacia atrás y permite que el vapor alcance tu garganta. Mueve el cuello de lado a lado para cubrir la superficie con vapor de agua.
  • No sumerjas la unidades en agua.
  • La vaporización puede no ser recomendada para las mujeres embarazadas o aquellas con presión arterial alta.

Más galerías de fotos



Escrito por darla ferrara | Traducido por martín giovana