Instrucciones para el Thigh Toner

El thight toner es una pieza de ejercicio pequeña en forma de mariposa que fortalece y tonifica los músculos interiores y exteriores de tus muslos. También se puede usar para fortalecer la parte superior de tu cuerpo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

    Para trabajar tus muslos

  1. Recuéstate sobre tu espalda en un tapete.

  2. Dobla tus rodillas en una posición cerca de 45 grados. Tus pies deben estar planos en el piso.

  3. Coloca el thigh toner entre tus muslos. El thigh toner debe colocarse de forma que parezca una "V" al revés.

  4. Aprieta tus muslos. Incluso si el thigh toner se mueve un par de pulgadas, aun estarás trabajando los músculos de tus muslos. Trabaja para apretar con más fuerza, haciendo que el thigh toner se mueva más adentro, mientras usas el equipo con el tiempo.

  5. Completa 15 o 20 repeticiones. Para incrementar la intensidad, realiza repeticiones lentas o detente en la parte superior del movimiento de apretado durante cada repetición.

    Para trabajar tus brazos y pecho

  1. Agarra las manillas del thigh toner con tus manos, sosteniéndolo frente a ti. Puedes sentarte o pararte.

  2. Asegúrate que cuando empujes hacia adentro el toner esté posicionado correctamente para que la parte central de la "V" empuje hacia afuera , no hacia adentro hacia tu pecho.

  3. Empuja las manillas mientras permites que tus codos se muevan hacia los lados.

  4. Completa 15 o 20 repeticiones. Éste ejercicio se dirigirá a los músculos de tu pecho.

Consejos y advertencias

  • Realiza un calentamiento aeróbico ligero de cinco minutos antes de hacer los ejercicios. Esto puede incluir un trote ligero, saltar la cuerda, montar una bicicleta estacionaria o saltos.
  • Respira normalmente, evita mantener la respiración mientras practicas los ejercicios.
  • Si sientes cualquier dolor o mareo mientras te ejercitas, detente inmediatamente.
  • Siempre consulta un doctor antes de empezar una rutina de ejercicio.

Más galerías de fotos



Escrito por katie vann | Traducido por esther guerrero