Instrucciones para padres primerizos sobre como alimentar al bebe con biberón

El método para alimentar a tu bebe recién nacido, ya sea darle el pecho o biberón, es una de las decisiones más importantes que enfrentan los futuros padres. Si la fórmula es la opción correcta para tu familia, aprende a prepararla así como a alimentar a tu bebé con un biberón.

Eligiendo la fórmula

Hay una amplia gama de opciones cuando se trata de elegir la fórmula para alimentar a tu bebé. La fórmula a base de leche fortificada con hierro es la básica. Para los bebés que no pueden tolerar el hierro, existe una fórmula baja en hierro. Para los bebés cuyos padres quieren una dieta vegetariana o para aquellos que no pueden digerir la leche de vaca, hay fórmula de soja. La fórmula sin lactosa también está disponible. Para los bebés con alergias o para aquellos que no pueden tolerar la fórmula a base de leche o de soja existe una fórmula hipoalergénica. La Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda que la leche de vaca, leche de soja, de cabra o cualquier otro producto que no sea la fórmula para bebés sea evitada para los bebés alimentados con biberón de menos de un año de edad.

Preparando la fórmula

La fórmula está disponible como un polvo para mezclar con agua, un líquido concentrado o como un producto líquido listo para el consumo. Al preparar la fórmula de tu bebé, la cosa más importante a recordar es seguir las instrucciones del fabricante de manera exacta. Calienta un biberón de fórmula poniéndolo bajo el agua caliente o caliéntalo en una olla de agua caliente, en lugar de en un horno de microondas que puede calentar de manera desproporcionada. No dejes la fórmula preparada fuera del refrigerador durante más de una hora, en el refrigerador puedes almacenarla por más de 24 horas. Además, asegúrate de descartar la fórmula sin terminar de la botella, en lugar de guardarla. Según el USDA, cuando el bebé tiene menos de tres meses de edad, sus biberones y tetinas deben lavarse con agua caliente y jabón y después deben ser esterilizados en agua hirviendo durante cinco minutos o lavarse en el lavavajillas.

Cuánto y que tan seguido

Aprender las señales de hambre de tu bebé es una parte importante de una exitosa alimentación. Tu bebé puede girar la cabeza de lado a lado, chupar sus dedos o el puño o mostrar signos del reflejo de búsqueda. Roza un dedo o tetina de biberón contra la mejilla del bebe, si este gira para succionar, significa que tiene hambre. Alimenta a tu bebe cuando muestre señales de hambre, que es por lo general cada dos a tres horas en los recién nacidos, según la AAP, este tiempo se extiende a medida que el bebe crece. Comienza con 2 o 3 onzas de fórmula preparada y añade poco a poco a medida que tu recién nacido crece. Un recién nacido generalmente come entre 1,5 a 3 onzas cada dos o tres horas, un bebé de 3 meses de edad, consume alrededor de 4 a 6 onzas cada tres a cuatro horas y a los seis meses de edad el bebe puede comer tanto como 24 a 32 onzas de fórmula a la hora de la comida antes de empezar a ingerir comida para bebe. Si tu bebe se aleja de la biberón o escupe la tetina antes de terminar, puede significar que está satisfecho, no fuerces al bebe a terminarse el biberón.

Consejos para alimentar con el biberón

Siempre lávate las manos con jabón antes de preparar la fórmula, los biberones y antes de alimentar a tu bebe. También lava la parte superior de la lata de fórmula con agua y jabón y enjuaga bien antes de abrirla. Sigue los gestos de tu bebe para saber cuando tiene hambre y que cantidad darle de comer. Trata de no interrumpir la alimentación con el fin de hacer eructar al bebe. Siempre sostén al bebe para alimentarlo, en lugar de darle el biberón para que lo sostenga él. Esto te da la oportunidad de relacionarte con tu bebe y ayuda a prevenir que se ahogue. Sostener la cabeza para que quede ligeramente más alta que su cuerpo ayuda a prevenir las infecciones del oído. Mantén el biberón en un ángulo para que la fórmula llene la tetina y el área la rodea para que tu bebe trague menos aire. Cuando terminó de comer, mantén al bebe contra tu hombro o siéntalo en tu regazo y acaricia o masajea suavemente su espalda para que eructe.

Más galerías de fotos



Escrito por shaunta alburger | Traducido por jose fortunato