Cómo instalar un trampolín enterrado

La instalación de un trampolín enterrado puede darte tranquilidad. Las probabilidades de salir herido se elevan si mucha gente, sobre todo los niños, usan el trampolín. Pero al colocarlo en el suelo se evitan las caídas largas. Piensa en instalar también un sistema de desagüe subterráneo y una pared de mampostería para impedir los derrumbes, la inundación o el hundimiento. Decide dónde encajarás el trampolín y empieza a planificar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Necesitarás

  • Pala de jardinería
  • Mortero
  • Bloques de mampostería
  • Retroexcavadora o pala
  • Cinta métrica
  • Tubería de desagüe perforada

Instrucciones

  1. Obtén las medidas del trampolín, incluyendo la altura y el ancho. Deja 1 pie (0,30 metros) de espacio lateral para que el aire fluya adentro y afuera desde abajo del trampolín. Esto permite un mejor rebote. Para impedir los derrumbes, el ancho del agujero debería ser igual al del trampolín.

  2. Excava el pozo para el trampolín con una pala o retroexcavadora.

  3. Evita que el agua se quede estancada después de las lluvias instalando tuberías de desagüe perforadas. Colócalas en el centro del cimiento circular.

  4. Acomoda bloques de mampostería en las paredes laterales del trampolín. Esparce mortero entre cada bloque para garantizar que permanezcan en su lugar; deja que se sequen de cuatro a seis horas.

  5. Ubica el marco del trampolín dentro del agujero y pon la colchoneta encima. Une la colchoneta al marco ajustándola a los resortes.

  6. Adhiere una almohadilla de seguridad sobre los resortes para estabilidad extra. El trampolín enterrado ya está listo para usar.

Más galerías de fotos



Escrito por myrna st. romain | Traducido por laura guilleron