El inositol y la cafeína

El inositol y la cafeína son ingredientes comunes en las bebidas energéticas y ambos se consideran generalmente como seguros por la U.S. Food and Drug Administration. El inositol se encuentra naturalmente en frutas y otros alimentos y a veces se llama vitamina B-8, aunque no es una verdadera vitamina ya que el cuerpo puede sintetizarla en cantidades suficientes. La cafeína también es producida naturalmente por algunas plantas, como el guaraná y el arbusto de té. Tu cuerpo no la produce ni la necesita para una buena salud.

Interacciones de la cafeína y el inositol

La cafeína puede interactuar hasta cierto punto con los receptores de inositol en el cuerpo, como se informa en la edición de febrero 2010 de "Cancer Research". Sin embargo, no hay evidencia definitiva que respalda la afirmación de algunos fabricantes que la ingesta de cafeína puede resultar en una deficiencia de inositol. De hecho, el estudio publicado en "Cancer Research" encontró que aunque la cafeína puede inhibir la liberación de calcio a través de un tipo de receptor de inositol en las células, no afecta a la unión del inositol a estos receptores, de todos modos. Si deseas tomar un suplemento de inositol, consulta a tu médico primero.

Síndrome metabólico y el inositol

El síndrome metabólico se refiere a un grupo de factores de riesgo que ocurren juntos y aumentan el riesgo de trastornos cardiovasculares y la diabetes. Un estudio publicado en la edición de enero 2011 de "Menopause" investigó si el inositol podría mejorar algunas características del síndrome metabólico en las mujeres post-menopáusicas. Las mujeres con suplementos de inositol mostraron menor presión diastólica de la sangre, triglicéridos bajos y la mejora del colesterol de lipoproteínas de alta densidad, después de seis meses de tratamiento en comparación con las mujeres que no recibieron inositol. Estas mujeres se complementaron solamente con inositol, si tienes el síndrome metabólico no debes consumir inositol de las bebidas energéticas, ya que son altas en azúcares y estimulantes.

Inositol y el trastorno bipolar

El inositol puede tener aplicación clínica en algunas condiciones psiquiátricas, ya que se asocia con varios receptores de neurotransmisores y puede cruzar la barrera sangre-cerebro en dosis farmacológicas. El número de marzo de 2000 de "Bipolar Disorders" investigó la acción de 12 g de inositol al día durante seis semanas en pacientes con trastorno bipolar. Los pacientes que recibieron inositol reportaron mejoras en su condición que los pacientes recibieron un placebo. No se informaron efectos secundarios graves.

La cafeína como un estimulante

La cafeína se encuentra en el café y otras bebidas energéticas. La cafeína actúa como un estimulante, mejora el estado de alerta y la concentración. La doctora Karrie Heneman y la doctora Sheri Zidenberg-Cherr del Department of Nutrition at University of California-Davis informaron que hay evidencia limitada que indica que el consumo de bebidas energéticas puede mejorar el rendimiento físico y mental. Sin embargo, en la edición de 2011 de "Progress in Brain Research", informó que el uso de la cafeína puede tener efectos perjudiciales sobre el sueño. Esto puede resultar en somnolencia diurna que el individuo es probable que contrarreste con más cafeína, continuando el ciclo. El uso excesivo de cafeína puede provocar dependencia, nerviosismo, ansiedad, insomnio, dolores de cabeza y palpitaciones del corazón.

Más galerías de fotos



Escrito por leli dratta | Traducido por gabriela nungaray