Cómo iniciar un club de carreras para adolescentes

Iniciar un club de carreras puede encaminar a los adolescentes en una ruta permanente hacia la buena salud. Correr ayuda a los adolescentes en una amplia variedad de formas. Se quema calorías, ayudando al adolescente a mantenerse en forma. Esto, a su vez, puede fomentar una imagen corporal saludable y fortalecer la confianza. Correr libera endorfinas, las cuales elevan el estado de ánimo del adolescente. Correr en grupo ayuda a que los adolescentes se conecten entre sí en un entorno de apoyo. En últimas, ejercitar el corazón y los pulmones proporciona mayor resistencia y ayuda al adolescente a dormir mejor en la noche.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Hojas de permiso
  • Publicidad

Instrucciones

  1. Habla con los adolescentes que tengan deseos de correr sobre su interés por iniciar un club de corredores. No hace falta un número muy grande de participantes para iniciar el grupo, ya que probablemente sólo necesitarás dos o tres corredores comprometidos para comenzar. Selecciona un lugar para llevar a cabo las carreras y asegúrate de que están corriendo en un sector seguro para los atletas. Elige una pista, parque o centro especializado para asegurar que los adolescentes estarán a salvo. Evita las áreas boscosas habitadas por animales o un área donde puedan acechar personas extrañas. Lo mejor es tener una instalación cubierta de reserva en caso de que haya mal tiempo.

  2. Crea una hoja de permiso. Este permiso debe incluir una sección en la que se indiquen los teléfonos de emergencia del adolescente, como el número de de su doctor y los números telefónicos para ponerse en contacto con sus padres en caso de emergencia. Este permiso debe incluir una declaración por escrito firmada por los padres, dando permiso para que su hijo puedan asistir al club de corredores. Incluye una nota que indique que el adolescente necesita la autorización firmada de su médico para participar en el club.

  3. Reúnete con los padres del adolescente. Habla con los padres para aclarar posibles problemas de salud, las políticas del equipo para evitar lesiones, lo que sucederá en caso de un accidente o el sistema alternativo que utilizarán si hay inclemencias del tiempo. Crea un nombre para tu grupo. Consulta a los miembros para decidir el nombre del grupo; esto dará al club su propia identidad. Si es necesario, registra el nombre.

  4. Pide a cada miembro comprometerse con horas específicas de la semana para correr. Establece un límite al número de veces que un corredor puede estar ausente para seguir siendo parte del club. Siempre puede surgir un problema para cualquier persona, pero el trabajo debe ser una prioridad para los miembros del grupo. Da a conocer a tu grupo en las escuelas locales, iglesias y clubes. Permite que otros padres y adolescentes de la comunidad conozcan el club. Invítalos a que se unan a modo de prueba, para que analicen si el club es adecuado para ellos.

  5. Crea un sitio web del club. Asegúrate que sea fácil para los miembros activos y potenciales encontrar tu club de corredores en la web. Usa imágenes de archivo en lugar de fotografías de los participantes de tu club. Nunca uses la imagen de un adolescente sin el permiso escrito de sus padres. Planea eventos sociales para los miembros del club. Los eventos especiales pueden incluir carreras en lugares o eventos especiales. Algunos eventos sociales, como picnics, salidas en grupo o incluso bailes, pueden dar a los adolescentes la oportunidad de llegar a conocerse entre ellos.

Consejos y advertencias

  • Asegúrate de obtener un permiso por escrito de los padres para cualquier actividad que no se haya indicado expresamente en el permiso inicial.

Más galerías de fotos



Escrito por shellie braeuner | Traducido por vittore notabene