Inhalación pasiva de humo y dolor de garganta

Fumar es una mala idea tanto para el fumador como para las personas que están cerca; la exposición pasiva al humo es una causa común de dolores de garganta crónicos. Especialmente los niños no deberían estar expuestos a la inhalación pasiva de humo ya que sus pulmones están en proceso de desarrollo. Un dolor de garganta por inhalación pasiva de humo es sólo un síntoma de la exposición crónica y debe ser considerado como una señal de alarma para limitar tu exposición al humo del cigarrillo.

Garganta y pulmones

La parte trasera de tu garganta está cubierta de moco, que ayuda a tragar y digerir los alimentos. Por desgracia, el mismo moco atrapa las partículas de humo y estas pueden irritar el recubrimiento de la garganta. La exposición crónica al humo de segunda mano puede producir una infección llamada faringitis. Aún peor, las infecciones del recubrimiento de la garganta pueden ir hasta los pulmones mientras respiras. Ya que la separación entre el esófago y la tráquea no es hermética, tu anatomía prohíbe que los alimentos y líquidos entren en los pulmones, pero no las bacterias y virus microscópicos.

Antibióticos

Los dolores de garganta son una razón común para consultar al médico. No obstante, los que son causados por la inhalación pasiva de humo no mejoran con los antibióticos. El uso excesivo de antibióticos puede resultar en una resistencia cuando realmente tienes una infección bacteriana en la garganta u otra parte de tu cuerpo.

Informe de Surgeon General

Según un relevante reporte del 2006 emitido por la Office of the Surgeon General, la inhalación pasiva de humo es un grave problema de salud en Estados Unidos. Casi la mitad de los estadounidenses muestran exposición al humo del cigarrillo. Se cree que la irritación de la garganta es un centinela de problemas tales como altos niveles de toxinas en la sangre, irritación de los pulmones y tejidos nasales y función respiratoria disminuida. Los niños son especialmente vulnerables y pueden sufrir un daño de desarrollo permanente en sus vías aéreas.

Protégete


El humo de segunda mano puede dañar también la garganta de tu mascota.

Si tienes familiares que fuman, debes mantenerte lejos de ellos cuando lo hacen. No permitas que fumen en el auto o la casa cuando estás presente; estimúlalos a fumar fuera en una zona con buena ventilación. Protege tu casa del humo de segunda mano y los residuos de humo en las paredes, alfombras y muebles prohibiendo fumar en tu residencia. Si sufres de un dolor de garganta persistente después al llegar a casa después del trabajo, examina lo que puedes hacer para reducir tu exposición allí.

Más galerías de fotos



Escrito por tina bernstein | Traducido por maria eugenia gonzalez