Ingredientes del jabón negro

El jabón negro es originario de África occidental y es bastante popular debido a sus poderosos efectos sobre la piel. Se conoce por varios nombres, como "ose dudu", un nombre usado por los yoruba del oeste de Nigeria, que significa literalmente "jabón negro". El color de este jabón puede variar desde un marrón claro hasta un negro intenso, dependiendo del método de producción. Además contiene ingredientes beneficiosos para la piel.

Aceite de palma

El aceite de palma es un ingrediente del jabón negro que es rico en antioxidantes. Contiene tocoferoles y tocotrienol, ambas formas de vitamina E, que se usan para el tratamiento del acné y el eczema. El aceite de palma también contiene caroteno. Estos tres componentes ayudan a reducir el daño celular causado por las sustancias tóxicas y la contaminación ambiental, señala fedepalma.org.

Aceite de palmiste

El aceite de palmiste es otro ingrediente del jabón negro, un aceite que se extrae de las semillas de los frutos del árbol de palma africano. Se usa para aumentar la espuma y la dureza del jabón y es rico en ácido láurico, que ayuda a destruir los organismos como hongos, bacterias y virus. El aceite de palmiste tiene propiedades y es de naturaleza similar al aceite de coco.

Manteca de cacao

El jabón negro también contiene manteca de cacao, una grasa natural extraída del grano de cacao. Vitaminstuff.com señala que esta sustancia es un muy buen humectante y se absorbe fácilmente por la piel. A menudo se recomienda para el tratamiento del eczema y la dermatitis.

Manteca de karité

La manteca de karité que proviene de los frutos del árbol del mismo nombre es otro ingrediente del jabón negro. Esta sustancia a menudo es usada para curar quemaduras, cicatrices, dermatitis, psoriasis y úlceras, como así también la caspa y las estrías. Puede disminuir las arrugas al humectar la piel y aumentar la circulación y promover la renovación celular. Contiene ácido cinámico, que ayuda a proteger la piel de los rayos UV dañinos.

Lejía

El jabón negro obtiene su color distintivo a partir de una forma de potasa, hidróxido de potasio, que deriva de las cenizas de cáscaras de plátano, vainas de cacao, corteza del árbol de karité y subproductos de la producción de la manteca de karité.

Más galerías de fotos



Escrito por lori myers | Traducido por paula santa cruz