Ingredientes del jabón de Castilla

El jabón de Castilla surgió en España, aunque el nombre se utiliza para hacer referencia a cualquier jabón blanco y duro a base de aceite de oliva. Es un jabón suave e hidratante que ha sido utilizado para todo, desde el baño hasta el lavado del cabello y dientes así como para la limpieza del hogar. Los jabones de Castilla son hidratantes y son considerados un objeto de lujo, favorecido por la realeza. A diferencia de los jabones hechos con grasa animal, o sebo, el verdadero jabón de Castilla está hecho con aceite de oliva, lo que hace que el jabón sea muy cremoso. Originalmente, el jabón de Castilla está hecho 100 por ciento con aceite de oliva. Esto da origen a un jabón que tarda en hacer espuma, por lo que las variaciones hechas en un 80 por ciento con aceite de oliva y otros aceites, como aceite de coco o de palma, constituyen el otro 20 por ciento.

Aceite de oliva

Cualquier grado de aceite de oliva puede ser utilizado para el jabón, aunque algunas personas prefieren aceites prensados en frío por sobre los aceites extraídos a través de métodos químicos. La extracción química no produce el mismo efecto sobre el comportamiento del aceite en el jabón, pero algunas personas prefieren un producto orgánico.

Agua destilada

Los fabricantes de jabón utilizan agua destilada para evitar los minerales y las impurezas en el agua que decoloran el jabón.

Soda cáustica

La soda cáustica mezclada con el agua y agregada al aceite causa la saponificación, una reacción química que produce el jabón. La soda cáustica, o hidróxido de sodio, es muy corrosivo y debería manejarse con cuidado. Mantén la soda cáustica lejos del alcance de los niños y usa protección en los ojos y ropa protectora cuando la utilices. La soda cáustica se vende en las ferreterías en formato de escamas, bolitas, polvo seco o líquido.

Más galerías de fotos



Escrito por cynthia myers | Traducido por silvina ramos