Ingredientes de un baño de pies

Los pies duelen y se cansan con facilidad al final del día. Un relajante baño de pies puede revitalizarlos dejándolos suaves y con aroma a limpio. Los baños caseros son fáciles de hacer y además son infinitamente adaptables a tus necesidades y preferencias específicas.

Agua

El ingrediente base de cualquier baño de pies es el agua, preferiblemente tan caliente como puedas soportarla en tus pies. Vierte el agua caliente sobre cualquier ingrediente que necesite disolverse, como sales de Epsom, bicarbonato de sodio, bolsitas de té o hierbas frescas. Agrega aceites y otros líquidos después de verter el agua.

Sal de Epsom

Dos tazas de sal de Epsom por cada galón de agua (3,7 lt) es un baño de pies muy efectivo. La sal de Epsom contiene mucho magnesio, que actúa como antiinflamatorio, calmando los músculos y articulaciones sobrecargados.

Bicarbonato de sodio

El biacrbonato desodoriza tus pies matando la bacteria que produce el mal olor. También evita la transpiración excesiva que le proporciona un ambiente propicio a la bacteria en primer lugar. Usa unas 3 cucharadas de bicarbonato por galón.

Aceites esenciales

Unas gotas de su aceite esencial favorito en el barreño del baño de pies añade un agradable perfume al agua. Algunos aceites también agregan beneficios de aromaterapia. La lavanda es una buena opción para propósitos generales de relajación. El romero revivirá los pies cansados y calmará los dolores musculares.

Bolsitas de té

Las bolsitas de té son una manera conveniente de agregar los beneficios terapéuticos de las hierbas a tu baño de pies. Necesitas usar solamente de tres a cinco saquitos de té por galón de agua. Prueba con camomila por su aroma relajante y propiedades antiinflamatorias. La hierbabuena y la menta verde tienen un efecto refrescante que también alivia el dolor muscular. El té verde es astringente y ayuda a curar las irritaciones de tus pies además de tener un suave efecto antiséptico.

Pétalos de flores

Los pétalos no añaden mucho valor práctico a tu baño de pies, pero son estéticamente hermosos. Las esencias de algunas flores como las rosas pueden ayudar a relajarte mientras te remojas los pies. De otro modo, solo agrega lo que creas que se verá bien flotando en el agua de remojo, las margaritas, violetas o peonías, caléndulas y lavanda fresca son otras posibles elecciones.

Canicas

Puedes usar un lecho de canicas o piedrecillas redondas en el fondo de la palangana como masajeador de pies para ayudar a aliviar la tensión y el estrés. Rueda las plantas de tus pies suavemente hacia atrás y hacia adelante sobre las canicas mientras te remojas

Más galerías de fotos



Escrito por lori a. selke | Traducido por frances criquet