Ingredientes activos y el número de SPF en el bloqueador solar

Puesto que los bloqueadores solares con base de óxido de zinc se fijan sobre la piel y se mantienen visibles, muchas compañías les sacan el mejor provecho a las circunstancias, fabricando productos de óxido de zinc que vienen en colores como el azul, verde neón y rosado.

Puesto que los bloqueadores solares con base de óxido de zinc se fijan sobre la piel y se mantienen visibles, muchas compañías les sacan el mejor provecho a las circunstancias, fabricando productos de óxido de zinc que vienen en colores como el azul, verde neón y rosado.

Los bloqueadores solares protegen a los usuarios contra los rayos UVA y UVB del sol, los cuales pueden dañar la piel. Sin embargo, la mayoría los filtros solares absorben los rayos ultravioleta y sólo pueden bloquear algunos de los UVB. Hay pros y contras respecto al uso de ambos productos. A diferencia de los bloqueadores solares, los filtros se absorben en la piel, siendo menos visibles. Muchos bloqueadores permanecen blancos o aclaran la piel a la cual son aplicados temporalmente. Los filtros pueden descomponerse después de varias horas de exposición al sol, requiriendo una nueva aplicación.

Ingredientes activos del bloqueador solar

Los bloqueadores solares básicos a menudo contienen barreras físicas e inorgánicas, tales como el óxido de zinc y el dióxido de titanio. Otros materiales que obstruyen los rayos UVA utilizados como ingredientes activos en estos productos incluyen la avobenzona, la dioxibenzona, el metil antranilato, la oxibenzona y la sulisobenzona.

Factores de protección solar

Aunque algunas personas creen que el SPF es un indicativo de cuánto tiempo se puede estar al sol antes de quemarse, el mismo en realidad se refiere al factor de protección solar del filtro, una medida de la cantidad de protección contra la radiación UVB que un filtro solar determinado ofrece. Los rayos UVB del sol no solamente son la causa principal de las quemaduras, sino que también juegan un papel importante en la aparición del cáncer de piel. Es por esto que los valores de SPF usualmente sólo se refieren a la protección contra la radiación UVB. Cuanto más elevado es un SPF, más rayos UVB son bloqueados. Por ejemplo, un filtro solar de SPF 15 bloquea un 93 por ciento de este tipo de radiación, mientras que un producto con un SPF 30 bloquea casi el 97 por ciento y uno de grado 50 detiene un 98 por ciento, aproximadamente.

No es un producto perfecto

Los individuos que escogen un SPF más alto tienen que lidiar con ciertos inconvenientes. Primero, los filtros solares con SPF superior a 50 ofrecen solamente incrementos mínimos en la protección UVB a pesar de sus precios elevados. Segundo, si bien los rayos UVA procedentes del sol aceleran el envejecimiento de la piel y pueden contribuir, y potencialmente desencadenar ciertos tipos de cánceres de la piel, el SPF de las etiquetas, por sí solo, no comunica qué tipo de protección UVA contiene un producto. Esto quiere decir que las personas que buscan filtros solares con SPF más altos pueden escapársele al sol sin resultar quemados, pero sin ingredientes de filtración UVA, su piel aún podría resultar gravemente dañada.

Recomendaciones

Los consumidores deben considerar muy seriamente emplear filtros solares con SPF entre 30 y 50; ni más, ni menos. Además, los mejores filtros solares deberán incluir alguna combinación de ingredientes bloqueadores de UVA, incluidos ingredientes que en ocasiones son comunes en los bloqueadores solares, tales como óxido de zinc, dióxido de titanio, avobenzona, ecamsule y oxibenzona. Estos tipos de filtros solares a menudo se denominan multi-espectro, de espectro amplio o protección UVA/UBV.

Más galerías de fotos



Escrito por ruth nix | Traducido por jhonatan saldarriaga