Ingesta diaria recomendada de calcio para niños

Entre tratar con los más caprichosos, los que no quieren dejar de jugar para comer y otras obligaciones familiares, es posible que las comidas y bocadillos nutritivos a veces terminen debajo de la alfombra. Asegurarte de que tu hijo reciba las cantidades diarias recomendadas de vitaminas y minerales es vital para los patrones de crecimiento saludables. En particular, es importante que tus hijos reciban suficiente calcio en su dieta diaria para ayudar a desarrollar huesos fuertes.

La importancia del calcio

El calcio es esencial para varios procesos importantes del cuerpo, incluyendo la función muscular, la función nerviosa y la secreción hormonal. También es importante en la formación de huesos y dientes fuertes, ya que estas estructuras almacenan el 99 por ciento del suministro de calcio en el cuerpo, de acuerdo con los National Institutes of Health Office of Dietary Supplements. Los huesos de los niños siguen creciendo hasta el final de la adolescencia, y si no reciben suficiente calcio en su dieta diaria, el cuerpo lo libera de los huesos.

Ingesta diaria

Los niños obtienen el calcio de la leche materna o de fórmula, pero una vez que cumplen un año de edad, es importante asegurarte de que obtengan el calcio de fuentes alimenticias también. Los niños entre las edades de 1 y 3 deben recibir 700 miligramos de calcio por día. Esa cantidad se incrementa a 1,000 miligramos para niños de 4 a 8 años de edad. A partir de su noveno cumpleaños hasta los 18 años, los niños necesitan 1,300 miligramos de calcio por día, de acuerdo con la Office of Dietary Supplements. Aunque la mayoría de los niños no toman cantidades excesivas de calcio, tomar demasiado puede conducir al estreñimiento, problemas de absorción de hierro y zinc, y problemas renales. Los niños entre 1 y 8 años de edad no deben recibir más de 2.500 miligramos de calcio por día, y hasta 3.000 miligramos por día es seguro para los niños de 9 a 18 años de edad.

Fuentes de calcio

Los productos lácteos son una de las principales fuentes de calcio para los niños en crecimiento. Después de su primer cumpleaños, la mayoría de los niños deben pasar a la leche entera, que proporciona 276 miligramos de calcio por porción de 8 oz. El yogur y el queso también son ricos en calcio. La leche de soja fortificada con calcio proporciona 299 miligramos de calcio por porción y es una buena opción para los niños que son vegetarianos o alérgicos a la leche. Otros alimentos no lácteos ricos en calcio incluyen los frijoles blancos (white beans), jugo de naranja fortificado con calcio, tofu, col rizada (kale) y verduras de color verde (collard greens).

La conexión con la vitamina D


Los rayos solares también son una fuente de vitamina D.

La vitamina D ayuda al cuerpo a absorber el calcio correctamente y a prevenir el raquitismo en bebés y niños pequeños. Los niños deben recibir por lo menos 400 unidades internacionales de vitamina D por día, según la American Academy of Pediatrics. Las vitaminas líquidas y masticables que contienen la ingesta diaria recomendada de vitamina D están disponibles para bebés y niños. La vitamina D también es absorbida por la piel de los rayos solares, pero puede ser difícil para los niños recibir suficiente vitamina D de esta manera ya que su piel debe protegerse con crema solar. El pescado azul, el queso, la yema de huevo y el hígado de res contienen vitamina D, pero la mayoría de los niños todavía necesitan un suplemento. Siempre consulta con el pediatra de tu hijo antes de comenzar con cualquier suplemento.

Más galerías de fotos



Escrito por jill lee | Traducido por maría florencia lavorato