La ingesta calórcia diaria recomendada para los niños de dos años

La hora de comer puede parecer una batalla entre tu hijo de 2 años de edad y tú, pero debes hacer de la nutrición una prioridad para asegurar el crecimiento y desarrollo saludable de tu hijo. Los niños pequeños no necesitan tantas calorías como un adulto, así que saca provecho de esas calorías sirviendo comidas ricas en nutrientes. Dale a tu niños de 2 años de edad opciones saludables y deja que él decida cuánto quiere comer.

Necesidad energética

La American Academy of Pediatrics recomienda 1.000 calorías al día para el niño promedio de 2 años de edad, que es relativamente inactivo. Pero si tu hijo de 2 años está en constante movimiento, va a necesitar calorías adicionales. Un niño moderadamente activo necesita hasta 200 calorías adicionales al día, y un niño muy activo requiere un extra de 200 a 400 calorías más al día. No tienes que contar cada caloría cada día. Usa tu buen juicio y sigue las señales de tu niño de cuando tiene hambre y cuándo está lleno.

Platos saludables

Sírvele a tu pequeño una variedad de alimentos nutritivos de todos los grupos de alimentos cada día. Él necesita 2 tazas de leche o productos lácteos, 2 onzas de carne magra o frijoles, 1 taza de fruta, 1 taza de verduras y 3 onzas de granos. Una vez que el niño llega a los 2 años de edad, puede comer productos lácteos bajos en grasa o sin grasa, y puedes usar la leche descremada o con el 1% de grasa. Cuando se trata de frutas y verduras, ofrécele un arco iris de colores para una gran variedad de vitaminas y minerales. Sirve las frutas y verduras con galletas o pan de grano entero. Los granos integrales contienen fibra, lo que mantiene a tu pequeño saciado por más tiempo.

Platos no tan saludables

La dieta de tu hijo de 2 años debe contener de 30% a 35% de calorías de grasa para garantizar un crecimiento y desarrollo adecuados. De acuerdo con el Virginia Tech Cooperative Extension, la mayoría de los niños estadounidenses comen demasiada grasa, que puede conducir a problemas de salud y obesidad en el futuro. Sírvele a tu niño grasas insaturadas, que se encuentran en el pescado, nueces, semillas y aceites, a diferencia de las grasas saturadas, que se encuentran en productos animales como la carne de res y de cerdo, la mantequilla, la crema y el queso. Evita los alimentos y las bebidas con azúcar, como refrescos, galletas y algunos cereales para el desayuno. Estos alimentos tienden a contener muchas calorías pero no muchos de los nutrientes importantes que tu hijo necesita para crecer.

Bocadillos saludables

Tu hijo de 2 años de edad tiene un estómago más pequeño que tú, así que la mayoría de los días va a necesitar refrigerios entre las comidas. Comer entre comidas puede ayudar a conseguir las vitaminas, minerales y calorías que necesita, por lo tanto, ofrécele bocadillos saludables. Ejemplos de refrigerios saludables incluyen galletas y pan integrales, leche, queso y yogur bajos en grasas, frutas y verduras. Los bocadillos también aumentan la energía de tu hijo entre las comidas y le impide comer en exceso. KidsHealth recomienda estructurar la comida de tu hijo y las colaciones, y ofrecer porciones más pequeñas de bocadillos en un momento en que no interfiera con su próxima comida

Más galerías de fotos



Escrito por michelle fisk | Traducido por sofia loffreda