¿La ingesta de alcohol fuerte ayuda a perder peso?

Mientras que beber cantidades moderadas de vino tinto y otras bebidas alcohólicas se ha relacionado con beneficios potenciales para la salud, falta evidencia para sugerir que el alcohol en cualquier forma, incluidos los licores fuertes como tequila o vodka, ayuda a perder peso. Mayo Clinic.com informa que el alcohol obstaculiza realmente la pérdida de peso y la salud mediante el fomento de la acumulación de grasa visceral; un tipo de grasa mortal que eleva las probabilidades de sufrir un derrame cerebral. Conoce la verdad sobre el alcohol y sus efectos sobre tu salud para proteger tu futuro.

Alcohol fuerte y calorías

El licor fuerte o el alcohol duro, normalmente se aplica a las bebidas destiladas que contienen un mínimo del 35 por ciento de alcohol, incluyendo vodka, brandy, ron, tequila y ginebra. Mientras que algunos bloggers en línea especulan que perderás peso bebiendo alcohol fuerte, ya que un trago de tequila contiene menos calorías que una cerveza de 12 oz, no existen pruebas para apoyar las declaraciones. Una sola onza de vodka, whisky u otras bebidas fuertes suelen contener entre 64 y 80 calorías. El consumo de tres bebidas de 1 oz en una noche pueden agregar hasta 320 calorías a tu ingesta diaria. La cantidad aumenta si las bebidas contienen más de una onza o se mezclan con un jugo de naranja, tónica o ginger ale.

Amigo de las grasas

El consumo de cualquier bebida alcohólica eleva la probabilidad de una acumulación de grasa visceral o grasa del vientre, de acuerdo con Mayo Clinic.com. La grasa visceral dentro de tu área abdominal aumenta tus posibilidades de cáncer y enfermedades del corazón. La acumulación peligrosa es causada por la interferencia del alcohol con la capacidad del cuerpo para quemar la grasa, que es clave para la pérdida de peso exitosa. A pesar de que el hígado metaboliza la grasa normalmente cuando el alcohol no está presente, una persona que bebe ron, whisky o incluso cerveza, desencadena un proceso llamado preservación grasa. El proceso obliga al cuerpo a utilizar las calorías de alcohol en lugar de las calorías provenientes de la grasa.

Moderación recomendada

El método más seguro para tratar el alcohol es beber con moderación, para escapar de los riesgos del consumo excesivo; incluido el suicidio, el síndrome del alcoholismo fetal, cirrosis e insuficiencia cardíaca. Las Dietary Guidelines for Americans en el 2010 permiten no más de dos bebidas al día para hombres y una para mujeres. Un trago de alcohol duro destilado se considera 1,5 oz de líquido, mientras que una copa de vino tiene 5 oz y una cerveza se considera 12 oz.

Pérdida de peso comprobada

Evita los riesgos comprobados de beber alcohol duro siguiendo algunos métodos efectivos y seguros para bajar de peso. Quédate con las bebidas como agua, refrescos dietéticos o té sin azúcar, así como la leche baja en grasa. Prepara tus comidas en torno a las verduras, frutas y granos enteros y pregúntale a tu médico acerca de un plan de ejercicios seguro. El Department of Health and Human Services sugiere 2,5 horas a la semana de ejercicio aeróbico moderado, como la natación o el baile, así como el entrenamiento de fuerza con pesas.

Más galerías de fotos



Escrito por toby pendergrass | Traducido por mariana nonino