Información sobre el tulsi

El tulsi es el tamil común o nombre hindú para ocimum sanctum L. En la India, el tulsi se conoce como la "reina de las hierbas". Puedes conocer esta hierba por sus nombres comunes en español como albahaca santa (holy basil) o albahaca sagrada (sacred basil). El tulsi se encuentra en la lista de la Food and Drug Administration y es "generalmente considerado como seguro".

Origen

El tulsi es una planta herbácea anual de Australia, la India, Malasia y Asia occidental. Una planta anual sólo tiene un año o temporada de crecimiento, para completar su ciclo de vida. Según el Dr. James Simon, del Horticulture Department at Purdue University, el tulsi es la planta más sagrada para los hindúes.

Cultivo doméstico

Puedes cultivar tulsi en tu jardín de verano. Añade un sabor suave a los alimentos y va bien como aderezo para una mezcla de ensalada de primavera o coronando un gazpacho fresco de jardín. Leonard Perry, profesor de extensión en la University of Vermont, recomienda la siembra de las semillas en el interior de ocho a diez semanas antes de trasplantarlas afuera. El tulsi es sensible a las bajas temperaturas, así que asegúrate de que el peligro de heladas haya pasado. Se desarrolla a pleno sol, por lo menos seis horas al día, y en un suelo bien drenado. Aumenta el rendimiento de tus plantas de tulsi quitando los tallos de las flores a medida que aparecen. Si las flores se dejan florecer, el ciclo de vida de la planta será completo, y se detendrá la producción de hojas.

Cosecha

Recoge las hojas aromáticas de tu planta de tulsi en toda la temporada de crecimiento. Una vez que tu planta alcanza la altura de 12 pulgadas, toma una tijera. Dependiendo de tus necesidades, puedes cortar las hojas grandes individuales o cortar ramas enteras donde se conectan al tallo principal. Al final de la temporada de crecimiento, antes de la primera helada, arranca la planta entera. Usa las hojas frescas el mismo día que se cosechan porque se marchitan rápidamente. Guarda tu cosecha de tulsi para su uso posterior por el secado o la congelación de las hojas. Después de que arrancas tus plantas tulsi, cuelga toda la planta al revés atando una cuerda alrededor de la base y colocándola en un clavo o gancho en un lugar seco, lejos de la luz del sol, hasta que se vuelva quebradiza y se deshaga cuando la machacas en tu mano. Para congelar las hojas de tulsi, colócalas en una licuadora o procesador de alimentos con suficiente aceite de cocina para crear una pasta. Coloca la pasta en una bandeja de cubitos de hielo y ponla en el congelador. Retira los cubos cuando estén sólidos, y guárdalos en el congelador en una bolsa sellada.

Comida tailandesa

El tulsi, conocido como ka-proa en Tailandia, es uno de los ingredientes esenciales en la comida tailandesa. Es uno de los aromas utilizados en el curry de leche de coco. Utiliza hojas enteras y frescas para este propósito.

Componentes fitoquímicos

El Department of Plant Biology and Plant Biotechnology at St. Joseph’s College en la India lleva a cabo estudios preliminares fitoquímicos en el tulsi para determinar sus componentes. Se determinó que contiene fenoles, taninos, flavonoides, glucósidos, esteroides, hidratos de carbono, aminoácidos, saponina, aceites fijos y resina.

Más galerías de fotos



Escrito por victoria weinblatt | Traducido por mar bradshaw