Información sobre los palos de golf Orlimar

Orlimar comenzó como una empresa familiar con sede en San Francisco. Jesse Ortiz, jefe de diseño de la compañía, le dio a Orlimar fama en el golf internacional con el lanzamiento de una línea revolucionaria de palos de metal. Por desgracia, la deuda y los conflictos con otros fabricantes de palos de golf agotaron la fortuna de Orlimar hasta su resurgimiento bajo el nombre King Par en Flushing, Michigan.

La revolución TriMetal

Gran parte de la historia de Orlimar se centra alrededor de Ortiz. Se le atribuye el revolucionario diseño del palo Orlimar Trimetal que apareció en 1998 y combina cuerpo de acero inoxidable, cara de acero y peso de tungsteno de cobre en un solo palo. El diseño de Ortiz, con su cara superficial, hizo más fácil para los jugadores de golf conseguir que la pelota viaje por el aire, sobre todo desde el rough o búnker. Los golfistas se sentían tan atraídos por el diseño que la compañía pasó de tener ventas anuales por US$1.000.000 a US$105.000.000 en dos años. Desafortunadamente, el periodo de auge de Orlimar no duró por mucho tiempo. La familia Ortiz había necesitado inversores para poner en marcha el TriMetal. Los inversores apostaron por una diversificación de la línea de productos en pelotas y otros tipos de hierros de golf. Esta estrategia minó la posición de la empresa en el nicho de mercado y la llevó a disputar con Calloway y TaylorMade. Para el 2003, la compañía tenía graves problemas de liquidez y no pudieron mantenerse a flote.

Rescatado por King Par

King Par compró Orlimar en 2003. En el mismo año, Ortiz dejó la compañía para diseñar para Bobby Jones. En 2014, Orlimar lanzó un nuevo palo llamado Driv-Brid. La empresa alegó que era el palo híbrido perfecto para el primer golpe ya sea que estés en la calle o en rough.

Más galerías de fotos



Escrito por eleanor mckenzie | Traducido por martin santiago