Información para padres de niños homosexuales

Los padres a menudo experimentan una amplia gama de emociones al enterarse de que un hijo es homosexual. A menudo también tienen muchas preguntas. Mientras que ser padre de niños homosexuales pueden plantear algunos problemas, en realidad se parece mucho a ser padres de cualquier niño, ya que los niños homosexuales son muy similares a los heterosexuales. Dicho esto, hay algunas medidas que puedes tal vez debes tomar para garantizar el bienestar de tu hijo gay.

No es un trastorno o una enfermedad

Como el capítulo de New York City de PFLAG señala a los padres, numerosas organizaciones de profesionales médicos y de salud mental, en particular la American Medical Association, la American Psychiatric Association y la American Psychological Association, afirman que la homosexualidad no es un trastorno, desorden mental o una enfermedad. La orientación sexual, ya sea homosexual o heterosexual es causada por una combinación de factores biológicos y ambientales. Tu hijo gay no está enfermo o perturbado y no se conoce ningún tratamiento que modifique la orientación sexual.

Una vida feliz y sana

El hecho de que tu hijo sea gay no significa que va a estar deprimido o triste. Esto no quiere decir que va a estar solo para siempre, que nunca se va a enamorar o que nunca va a tener hijos. Esto no quiere decir que va a contraer el SIDA. Enfrentará desafíos a medida que crezca, al igual que hacen todos los niños, pero podrá vivir una vida feliz y saludable.

Dar tu apoyo

De acuerdo con el capítulo de Phoenix de PFLAG, el 50 por ciento de los adolescentes homosexuales reportan experimentar rechazo a decírselo a sus familias. Hasta el 40 por ciento de los adolescentes sin hogar son gays. Tu hijo necesita tu apoyo. Advocates for Youth, una organización dedicada a promover la salud sexual entre los jóvenes, aconseja a los padres dar las gracias a sus hijos por discutir su orientación sexual con ellos. Trata a tu hijo con el mismo amor y respeto que le darías a cualquier niño.

Seguridad en la escuela

Algunas escuelas tienen políticas que prohíben la discriminación en contra de los estudiantes homosexuales, pero muchas no las tienen. De acuerdo con PFLAG, en una encuesta realizada al personal de una escuela en Michigan, el 28 por ciento creía que su escuela era emocionalmente insegura para los estudiantes gays y lesbianas. En Seattle, el 34 por ciento de los estudiantes gays y lesbianas reportaron haber experimentado acoso o violencia en la escuela debido a su orientación sexual. Youth for Advocates recomienda hablar con los funcionarios de la escuela de tu hijo para averiguar cómo protegen y apoyan a los estudiantes gays.

Discriminación

Mientras que muchas personas están aceptando más a las personas gays y lesbianas en estos días, tu hijo aún podría enfrentarse a la discriminación. En muchos casos, incluso puede ser legal que las personas lo discriminen. Por ejemplo, a partir de 2013, la ley federal protege a las personas contra la discriminación laboral sobre la base de factores como la raza y la religión, pero no la orientación sexual. En muchas partes de Estados Unidos, tu hijo puede ser despedido de un trabajo si su empleador se entera sobre su orientación sexual. ACLU señala que las parejas homosexuales no pueden asistir a los bailes escolares. Advocates for Youth anima a los padres a aprender acerca de las leyes estatales y locales que afectan a sus hijos homosexuales.

Más galerías de fotos



Escrito por kelly morris | Traducido por gabriela nungaray