Información que los padres deben saber sobre los nutrientes alimenticios

Una dieta saludable ayuda a que los niños crezcan de forma adecuada y reduce el riesgo de sufrir de obesidad, caries y condiciones como osteoporosis y diabetes. Sin embargo, la obtención de los nutrientes necesarios en la dieta de tu hijo no siempre es fácil de lograr. La mayoría de los niños en Estados Unidos no comen la cantidad recomendada de frutas, verduras o granos enteros, de acuerdo con Centers for Desease Control and Prevention.

Nutrientes clave

Los niños necesitan las vitaminas de la A a la D y minerales como calcio e hierro, de acuerdo con la University of Rochester Medical Center. La vitamina A que se encuentra en productos lácteos y en verduras amarillas y naranjas, mantiene sana la piel y la visión. La vitamina B que los niños pueden encontrar en la carne, en los huevos, en la leche y en los cereales fortificados, ayuda a crear glóbulos rojos. La vitamina C que se encuentra en cítricos y en algunas verduras verdes, ayuda al sistema inmune. La vitamina D y el calcio ayuda a fortalecer los dientes y los huesos; los cereales fortificados por lo general incluyen vitamina D y los niños pueden obtener el calcio en productos lácteos. Finalmente, el hierro ayuda a que los niños crezcan, a formar músculos y a producir sangre. Las fuentes de hierro incluyen carne, frijoles y cereales fortificados.

Consideraciones

Es más probable que los niños sufran de deficiencia de vitamina A, vitamina B6, vitamina C, calcio, ácido fólico e hierro, de acuerdo con Medline Plus, el sitio web de la National Institutes of Health. Los niños que no beben leche o que no consumen otros productos lácteos es más probable que sufran de deficiencia de calcio. Los adolescentes que no comen carne y las niñas que menstrúan puede que corran más riesgo de sufrir de deficiencia de hierro. Revisa la etiqueta nutricional de los productos para averiguar qué vitaminas y minerales contienen.

Suplementos

Una dieta saludable es la mejor fuente de vitaminas y minerales, de acuerdo con el Missouri Department of Health and Senior Services. La American Medical Association y la American Dietetic Association aconsejan que los niños obtengan nutrientes de la comida en lugar de suplementos cuando sea posible. Sin embargo, los niños que tienen dietas selectas o hábitos alimenticios inconsistentes pueden beneficiarse de un suplemento diario. Habla con tu pediatra en caso de que creas que tu hijo puede necesitar un suplemento y pon todas las vitaminas en un lugar seguro fuera del alcance de los niños.

Hábitos saludables

Los niños deben comer de 1 a 3 tazas de verdura y de 1 a 2 tazas de fruta al día junto con 1,5 a 4 onzas de granos enteros, de 2 a 6,5 onzas de proteína y de 2 a 3 tazas de leche, de acuerdo con la University of Rochester Medical Center. Ayuda a tu familia a obtener los nutrientes necesarios comiendo carne, preparando la comida en casa en lugar de salir a comer, teniendo bocadillos saludables a la mano y haciendo que los niños se involucren en la compra y en la cocción de la comida.

Más galerías de fotos



Escrito por rebekah richards | Traducido por karen angelica malagon espinosa