Información nutricional de los sesos de cordero

En Francia, los sesos de cordero, conocidos como cervelles, son un ingrediente preciado en una serie de platos gourmet. Más a menudo son fritos o salteados en mantequilla, pero es mejor usar un método de cocción bajo en grasa, tal como guisar o asar a la parrilla, para mantener baja la ingesta de grasas totales, grasas saturadas y colesterol. Los sesos de cordero son altamente perecederos; deberían ser preparados o congelados tan pronto como sea posible

Rico en proteínas

Una porción de 3 onzas de sesos de cordero asado contiene 123 calorías y unas de esas 40 calorías están suministradas por 10,6 gramos de proteína. Para un hombre adulto de más de 19 años de edad, esta cantidad suministraría el 19 por ciento de su asignación dietética recomendada de proteína por día y para una mujer de la misma edad cumpliría con el 23 por ciento de la ingesta diaria recomendad de proteínas. Los sesos de cordero son densos en proteínas sin carbohidratos, pero no tienen carbohidratos y pueden ser incluidos en dietas de bajos contenidos de carbohidratos más restringidas.

Alto contenido de grasas

Los sesos de cordero asado contienen 8,6 gramos de grasa total y 2,2 gramos de grasa saturada en una porción de 3 onzas. La American Heart Association (AHA) señala que deberías obtener 7 por ciento o menos de tus calorías diarias totales de grasas saturadas. Una porción de sesos de cordero suple más del 14 por ciento de esta recomendación para un adulto que consume 2000 calorías diariamente. La AHA también aconseja limitarse a 300 miligramos de colesterol cada día, o 200 miligramos si padeces de una enfermedad del corazón o de colesterol elevado. Los sesos de cordero contienen 1.737 miligramos por porción. Evita comer sesos de cordero si tienes un historial de problemas cardiovasculares.

Exelente fuente de vitamina B-12

Las mujeres y los hombres adultos deben consumir 2,4 microgramos de vitamina B-12 todos los días para brindar soporte a la salud del sistema nervioso y para disminuir el riesgo de enfermedades cardíacas y la degeneración macular relacionada con la edad. Los sesos de cordero contienen más del 100 por ciento de este requisito, con casi 8 microgramos de vitamina B-12 en una porción de 3 onzas. Los sesos de cordero también son una buena fuente de otras vitaminas del grupo B tales como el ácido pantoténico, la riboflavina y la niacina.

Denso con minerales

Una porción de 3 onzas de sesos de cordero asado contiene 178 microgramos de cobre, o casi un 20 por ciento de los 900 microgramos de cantidad diaria recomendada (RDA, por sus siglas en inglés) para adultos sanos por Medicine's Food and Nutrition Board. Los sesos de cordero también contienen 10,2 microgramos de selenio por porción, que suministra el 18,5 por ciento del requerimiento diario de un adulto. Tanto el cobre y el selenio actúan como antioxidantes que ayudan a la función del sistema inmune adecuadamente y pueden ayudar a prevenir enfermedades del corazón o cáncer. Una porción de sesos de cordero proporciona pequeñas cantidades de hierro, potasio y zinc.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle kerns | Traducido por valeria garcia