Información nutricional de las patatas blancas

Las patatas blancas son opciones versátiles que puedes comer con huevos en el desayuno, como ensalada de patatas que acompañe emparedados para el almuerzo o tostadas con pollo para la cena. Las patatas blancas son vegetales amiláceos que contienen una gran cantidad de nutrientes esenciales. Pueden ser benéficos como parte de una dieta balanceada mientras las prepares de manera saludable.

Calorías en las patatas

Una patata pequeña pesa alrededor de 5 onzas (141,7 gramos), y tiene 130 calorías. Cuenta con 29 gramos de carbohidratos y 3 gramos de proteínas. Para evitar consumir más calorías de las que necesitas cuando comes tu patata, cómela con un relleno de alimentos bajos en calorías, tal como pescado asado o pechuga de pollo sin piel en lugar de hacer una ensalada de patatas con mayonesa o en lugar de agregar ingredientes ricos en calorías, tal como mantequilla. La sopa de verduras con caldo de pollo y patatas rebanadas es otra opción baja en calorías.

Fibra dietética

Una patata pequeña proporciona 2,9 gramos de fibra dietética. La fibra dietética actúa como laxante y puede reducir el riesgo de una enfermedad cardiovascular y de diabetes tipo 2. Los adultos sanos deben obtener por lo menos 14 gramos de fibra por cada 1.000 calorías en su dieta, pero el estadounidense promedio obtiene menos de la mitad de tal cantidad. Las patatas y otros vegetales, granos integrales, legumbres y frutas son fuentes de fibra.

Vitaminas y potasio

Una patata pequeña proporciona 751 miligramos de potasio, un mineral necesario para regular la presión arterial. Éste contrarresta los efectos del aumento en la presión sanguínea causados por el sodio, y los adultos sanos deben obtener al menos 4.700 miligramos por día. Una patata blanca pequeña cuenta con 17 miligramos de vitamina C, o 28 por ciento del valor diario, y 52 miligramos de ácido fólico, o 13 por ciento del valor diario. La vitamina C es un antioxidante que ayuda al cuerpo a absorber hierro. El ácido fólico es una vitamina B esencial para la salud del corazón y para evitar los defectos de nacimiento.

Consideraciones

La forma de preparar las patatas afecta su contenido nutricional. Las patatas blancas se encuentran libres de grasa, pero freírlas para hacer patatas fritas aumenta su contenido de grasa. Una dieta elevada en sodio puede conllevar a una presión arterial más alta y a un mayor riesgo de embolia, además de a una enfermedad cardíaca y a una enfermedad renal, pero una patata pequeña tiene solamente 10 miligramos de sodio. Las patatas rellenas al horno con brócoli y queso bajo en grasa le agregan fibra dietética y calcio a la dieta, mientras que colocarles tocino y crema agria eleva el contenido de colesterol y grasas saturadas.

Más galerías de fotos



Escrito por natalie stein | Traducido por fernando villarreal