Información nutricional de las patatas y batatas

Las batatas y las patatas blancas son tubérculos abundantes y versátiles que ayudan a satisfacer tus necesidades nutricionales diarias. Proporcionan energía y carbohidratos necesarios para alimentar tu vida ocupada. También obtendrás fibra dietética esencial, vitaminas y minerales al comer papas. Si bien estos dos vegetales son similares en contenido de nutrientes, hay pocas diferencias nutricionales entre ellos.

Calorías, grasa y proteína

Una pequeña patata blanca al horno o una batata con piel proporcionan entre 120 y 130 calorías. Estas calorías proporcionan energía que necesitas para impulsar las actividades diarias y el ejercicio. Ambos alimentos también ofrecen menos de 1 gramo de grasa y cada una, de 2 a 3 gramos de proteína vegetariana. Consumir una dieta baja en ciertos tipos de grasas puede ayudar a prevenir el colesterol alto, enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular, según la Asociación Americana del Corazón.

Carbohidratos

Tanto las patatas como las batatas proporcionan de 28 a 29 gramos de carbohidratos por porción. También contienen 3 gramos de fibra dietética, un tipo de carbohidrato no digerible. Los carbohidratos proveen energía para el cerebro y los músculos. Ellos, sin embargo, afectan tu azúcar en la sangre, así que ten cuidado al comer patatas para evitar la elevación de azúcar en sangre, especialmente si tienes diabetes. Satisfacer tu necesidad diaria de fibra en la dieta, consumiendo patatas puede ayudar a regular la digestión, reducir el colesterol, controlar el peso e incluso prevenir ciertas formas de cáncer, de acuerdo con la Universidad Estatal de Colorado.

Vitaminas

Ambos tubérculos te proporcionan vitamina C, niacina, ácido fólico, tiamina y vitamina B-6. La vitamina C interviene en la formación de los tejidos conectivos y el apoyo a la salud del sistema inmunológico. Las vitaminas B niacina, tiamina, ácido fólico y B-6 ayudan a tu cuerpo a metabolizar la energía y en el mantenimiento de la piel, las células de la sangre, el cerebro y un sistema nervioso saludable. Las batatas, sin embargo, proporcionan aproximadamente el 500% del valor diario de vitamina A, mientras que las patatas no proporcionan ninguna. La vitamina A ayuda a mantener la piel, ojos y tejidos sanos y puede desempeñar un papel en la prevención de ciertos tipos de cáncer, de acuerdo con la Escuela de Medicina de Harvard.

Minerales

Además de las vitaminas, las batatas y las patatas proporcionan cantidades comparables de los minerales hierro, magnesio, potasio, fósforo, cobre y manganeso. Estos minerales desempeñan diversas funciones en el cuerpo, incluyendo la prevención de la anemia, el mantenimiento de los glóbulos rojos sanos, mantener los huesos y dientes fuertes, la conversión de los alimentos en energía y el mantenimiento de los impulsos nerviosos. De acuerdo con la Academia de Nutrición y Dietética, muchos de estos minerales se encuentran en las concentraciones más altas en la piel de las patatas que en la carne. Pero asegúrate de lavar la piel de la patata bien antes de la cocción para evitar la contaminación con tierra.

Más galerías de fotos



Escrito por erica kannall | Traducido por sofia loffreda